Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita

Novedades y Noticias de Montoro de Mezquita

Carta enviada a los socios y Acta Asamblea Generál (Mayo 2016).

Hola a tod@s.

Como ya es costumbre y tras la Asamblea de Semana Santa, os adjuntamos una copia del Acta que resume los temas tratados.

Como novedades a lo indicado al Acta, señalar lo siguiente:

  • Ya se han cobrado las subvenciones otorgadas por la Diputación de Teruel para la Fiesta de 2015, por importe de 450 € y que pasan a ser beneficios directos de la misma.
  • El albañil del Ayuntamiento ya ha comenzado con la reparación de calles, que se prolongará hasta pasado el verano. Tiene previsto reparar el acceso desde las eras a la calle alta, y continuar con la reparación de la calle que une el barrio alto con la calle de la Iglesia. También se prevé instalar barandilla en algunos tramos de la calle alta, así como la sustitución de las mangueras de incendios por estar deterioradas.

Finalmente, recordaros que a principios de Junio se pasarán los pagos domiciliados. Quien desee utilizar esta forma de pago, nos lo puede indicar antes de esa fecha.

Un saludo.

La Junta Directiva.

ACTA ASAMBLEA 2016

En el Local Social de Montoro de Mezquita, siendo las 11:00 horas del domingo 27 de marzo de 2016, se procede a iniciar la Asamblea General de la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita con la asistencia de 25 socios. En representación de la Junta se encuentran el Presidente Rogelio Salesa Martín, el Secretario José Manuel Salesa Ariste, el vocal Francisco Pérez Amil y por delegación del vicepresidente, Sergio Pascual Doñate. Se procede según el Orden previsto y comunicado a los socios en la carta de 1 de Marzo de 2016.

  1. Estado de cuentas a 31 de Diciembre de 2015.

    Ingresos
    Socios y donaciones1.310,00
    Subvenciones100,00Caja Rural Fiesta 2015
    Financieros74,72Intereses y devolución comisiones
    Lotería Navidad400,00
    Pagos Ayto. Villarluengo221,81Subvenciones pendientes
    Saldo Fiesta verano7,09
    Total Ingresos2.113,62
    Gastos
    Fotocopias cartas24,12
    Correos146,49Sellos y sobres
    Financieros125,43Gastos domiciliación y comisiones bancarias
    Gastos gestoría10,00Mod.190
    Comprar libro "Teruel por si mismo"10,00
    Pequeño material31,01Regleta luz horno/Mango y pelotas futbolín
    Servidor Web151,25Cuota anual mantenimiento servidor web
    Total Gastos498,30
    SALDO ANTERIOR6.176,09Saldo a 31/12/2014
    SALDO 20151.615,32
    SALDO FINAL 20157.791,41Saldo a 31/12/2015

    Pendiente el cobro de subvención DPT de 450€ no incluidos en las cuentas

    Se informa de las cuentas del año 2015, señalando que se coloca en el tablón de anuncios del local social el desglose de las mismas, para su consulta por quien lo desee. A 31 de Diciembre de 2015 el saldo era de 7.791,41€, estando pendiente de cobro una subvención de 450€ no incluida en las cuentas.

    Se hace referencia a que durante el año 2015 no ha existido ningún gasto excepcional, lo que ha supuesto un incremento de saldo respecto al año anterior. De igual forma, se indica que en el tablón de anuncios se coloca la liquidación de las cuentas de la Fiesta del verano, con un saldo equilibrado. En todo caso, se encuentra pendiente de cobro una subvención de la DPT para diversas actividades de la fiesta y que supondría un ingreso extra de 450€.

  2. Elección de nuevos cargos a la Junta Directiva.

    La Junta directiva pone a disposición los cargos, manifestando el socio José Parcerisa su voluntad de incorporase a la misma. El Presidente toma la palabra para ofrecer su puesto, siendo votado el relevo y aceptado con 16 votos a favor y ningún voto en contra. Por tanto, la Junta queda formada de la siguiente manera para los próximos 3 años:

    • Presidente: José Parcerisa Vilaseca
    • Vicepresidente: Jordi Ramírez Pascual
    • Secretario: José Manuel Salesa Ariste
    • Vocal: Francisco Pérez Amil

  3. Información respecto al proyecto del sendero visitable "Estrechos del Guadalope".

    Se amplia la información anticipada en la carta respecto al proyecto de instalación de pasarelas en los estrechos del Guadalope, entre el azud de Los Chorros y el estrecho de Valloré. Se recuerda que el proyecto se encuentra en el tablón de anuncios, ascendiendo su presupuesto a 23.296,47 € y se informa que se ha presentado a la convocatoria de subvenciones en materia de turismo con cargo al FITE. A la par, se ha solicitado la oportuna autorización a la Confederación Hidrográfica del Ebro para la realización de las obras.

  4. Presentación del dossier referente a los trabajos realizados en las pinturas rupestres "El Cantalar".

    Se muestra la documentación remitida por el Parque Cultural donde se describe la actuación realizada en las pinturas rupestres, y donde la Asociación participó económicamente junto con el Ministerio de Cultura. El documento se cuelga en el tablón del local social y en breve se podrá consultar desde la web.

    El Secretario recuerda que está pendiente el informe por parte de Patrimonio del yacimiento arqueológico donde aparecieron restos humanos y que fueron retirados por personal del citado Departamento. Hay un compromiso de recibir dicha información antes del verano.

  5. Continuación con la auto-gestión del local social "El Horno".

    Sergio Pascual toma la palabra para informar del sistema de auto-gestión del bar del local social. Indica que hay unos 230€ de remanente y que el dinero que se va obteniendo como beneficio se invierte en juegos y pequeño material para el local social. Se hace referencia a que la experiencia es positiva, por cuanto no ha habido incidentes y los usuarios, en general, se comportan adecuadamente. Se agradece expresamente a las personas que están más al tanto del abastecimiento del bar su colaboración desinteresada para el beneficio de todos.

  6. Información de los temas pendientes con el Ayuntamiento.

    Se incide en que las reuniones con el Ayuntamiento y, en especial con su Alcalde, son prácticamente inexistentes, a pesar de que se reiteran las peticiones para su realización. En todo caso, y como novedad, se señala que el Alcalde quiere que en la medida de lo posible las peticiones se canalicen a través del Alcalde pedáneo, Mª Carmen Olague. Si bien esto es correcto y garantiza al menos que dichas peticiones lleguen al Ayuntamiento, se considera importante que no se pierda el contacto directo con el Alcalde, por cuanto hay temas propios de la Asociación que interesan comunicarlos de primera mano.

    Se hace un repaso a temas pendientes, y que se comunicarán tanto al Ayuntamiento como al Alcalde pedáneo:

    • En las últimas semanas y durante la propia Asamblea se comprueba que al encender uno o dos radiadores, la luz del local social se corta. Se comprueba que es debido a la instalación de un contador telegestionado que cuando detecta que el consumo supera lo contratado, corta la alimentación. Se determina solicitar al Ayuntamiento que incremente la potencia contratada o bien, enganche el repetidor de televisión en una acometida diferente, ya que en su momento se conectó a la existente del horno sin tener en cuenta el aumento de consumo.
    • Se reitera la petición de las cuentas por la caza de las cabras de los últimos años. En este tema hay varias intervenciones respecto a la necesidad de conocer las cuentas como forma de poder saber los beneficios reales de este tipo de actividad y las inversiones realizadas con ellos. En estos momentos los propietarios ven la parte negativa de las cabras en las afecciones en caminos, huertos, árboles, acequias, etc. y se incide en la necesidad de cambiar esta percepción, para lo que resulta imprescindible tener las citadas cuentas.
      En este punto también se indica que había un compromiso de que la contribución de las tierras afectadas por la caza de las cabras fuera pagada por el Ayuntamiento, promesa que al parecer no ha sido cumplida.
    • Se reitera la petición de la instalación de un teléfono público mediante tarjeta de crédito en la entrada del Ayuntamiento, sustituyendo al que existía en un domicilio particular.
    • Se reitera la necesidad de hacer una revisión del estado de los edificios del pueblo, ya que a corto plazo algunos amenazarán ruina y afectarán a los colindantes.
    • Se indica que existe compromiso en continuar con la reforma de las calles, realizando alguna este mismo año. Se hace mención a la necesidad de continuar con la reparación de la calle que da continuidad a la pista de Aliaga, para que el agua que baja por la misma no afecte a los edificios. También se hace referencia al acceso a las eras, por ser muy transitado.
      Desde la Junta se señala que lo que se ha pedido tanto al Ayuntamiento como al Alcalde pedáneo es que cualquier actuación respecto a las calles se realice con el uso de piedras, bien con un vierteaguas central, bien con un empedrado total para aquellos tramos más pequeños.
    • Finalmente se señala que el Ayuntamiento se ha comprometido a ir ejecutando por fases y con medios propios el Proyecto del aparcamiento de caravanas en las Eras.

  7. Ruegos y preguntas.

    • Se hace referencia a la pérdida de señal de la cadena 13TV, que al cambiar de canal se ha perdido.
    • Se hace referencia a la existencia de varias farolas con las bombillas fundidas. La Junta indica que esos temas se pueden comunicar directamente al Alcalde pedáneo.
    • Sale a colación el incidente entre varios perros acaecido hace unos días y el grado de malestar y cautela por la existencia de perros con actitudes violentas.
    • Respecto a la Fiesta del verano de 2017, la Junta confirmará con Ángel Vicente y Mario Salesa su predisposición a encargarse de su preparación, facilitando los datos aportados por la Comisión saliente.
  8. Y siendo las 12:30 horas, se procede a levantar la sesión de la Asamblea.

    En Montoro de Mezquita, a 27 de marzo de 2016

    El Secretario – José Manuel Salesa

Carta enviada a los socios (Noviembre 2015).

Hola a tod@s.

Acercándonos a fin de año, hacemos un resumen de las noticias de nuestro pueblo.

  • Obras en la Iglesia de Montoro.

    Ya han finalizado las obras de reparación de la Iglesia, con la realización de sendos desagües de las aguas pluviales tanto en el patio interior como en el cementerio y que, previsiblemente, provocaban las humedades de la Iglesia. También se ha reparado la cubierta, sellando la grieta existente en la bóveda del altar. Finalmente, el Ayuntamiento ha colaborado en el convenio con 6.900 €, asumiendo el 33% de la obra.

  • Nuevo acceso a la pista de Aliaga.

    Durante el mes de Noviembre el Servicio Provincial de Medio Ambiente ha realizado el nuevo acceso a la pista de Aliaga por la calle de los Graneros, a la vez que ha reparado con ayuda de una motoniveladora parte del trazado de la misma. También ha limpiado los desagües que se encontraban obstruidos y las cunetas. Además, con la colaboración del Ayuntamiento y del albañil José María Peralta, se ha hormigonado el tramo de calle que faltaba en el acceso original a dicha pista, y por donde se producían numerosos arrastres de tierras cuando llovía.

  • Gestión del local del horno.

    Se mantiene el sistema de funcionamiento del bar en modo de autogestión, con la colaboración de Sergio Pascual y otros socios como Clemente Pastor y familia, que han posibilitado la existencia de un stock permanente de bebidas. Con los beneficios de la recaudación se irán acometiendo mejoras y adquisiciones de material recreativo.

    Por otra parte, se encuentran en el horno los antiguos equipos informáticos del telecentro. Si bien se van a mantener algunos equipos como una pantalla, el escáner o la impresora, si alguien está interesado en llevarse alguno de los PC que se han retirado, nos lo puede indicar. Son equipos obsoletos orientados a la navegación web.

  • Yacimientos arqueológicos.

    Se han retomado los contactos con el Servicio de Patrimonio de la DGA para solicitar un informe sobre las excavaciones del yacimiento del Cabezón Grau y de donde se retiraron varios esqueletos. En este sentido, arqueólogos del Servicio realizaron en el I Congreso de Arqueología Aragonés celebrado el pasado 24 de Noviembre la ponencia titulada "Una necrópolis de inhumación de cronología tardoantigua en el paraje de Cabezíón de Grau en la localidad de Montoro de Mezquita", y de la que esperamos recibir copia e incluso, su presentación en Montoro durante el próximo año.

  • Mejora de senderos.

    La Comarca a través de la empresa PRAMES y con una subvención que tenía para mantenimiento, ha realizado mejoras en los senderos Montoro – Pitarque y en el del Mirador de Valloré, entre otros de la zona. En el primero se ha procedido a la limpieza y desbroce de algunos tramos de la senda, y en el segundo se ha instalado una sirga a modo de pasamanos para mejorar la seguridad del tramo final, al llegar a la cresta.

  • Ayuntamiento de Villarluengo.

    Tras las elecciones municipales de este año, el alcalde ha nombrado a Mª Carmen Olague nuevo alcalde pedáneo de Montoro, por lo que bien a través de ella, bien en reuniones directas con el alcalde, vamos a retomar todos los temas pendientes.


  • Autora: Mª Carmen Olague
  • Subvenciones.

    La Diputación de Teruel nos ha comunicado la concesión de dos subvenciones: 250€ para el taller de cerámica realizado durante la Fiesta de este verano, y 200€ para las mesas multiusos adquiridas también para dicho evento.

  • Lotería.

    Tal como se acordó en la Asamblea de 2014, la Asociación vende décimos completos del número 73.659 a través de Mario Guía, con una aportación de 2€ por décimo. Mario tendrá a disposición de quien lo desee décimos hasta el 17 de Diciembre aproximadamente, pudiendo contactar con él a través del teléfono 647 191 347 o directamente en Montoro en el puente de la Constitución y posiblemente los días 12-13.

Un saludo y disfrutad de las próximas Fiestas de Navidad.

La Junta Directiva.

Consideraciones a la línea MT Aliaga – Montoro (Septiembre 2014)

D. José Manuel Salesa Ariste, mayor de edad, y en representación de la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita (Teruel), y teniendo conocimiento a través de la Comarca del trámite de consultas del Proyecto LAMT Aliaga-Montoro, TTMM Aliaga, Ejulve y Villarluengo y siendo parte interesada en el citado Proyecto por afectar a la localidad de Montoro de Mezquita, desea hacer constar las siguientes consideraciones:

En cuanto a la representatividad de la Asociación para el Desarrollo de Montoro de Mezquita:

PRIMERO:

Que la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita cuenta en la actualidad con 200 socios, todos ellos relacionados con la población del mismo nombre ubicada en el término municipal de Villarluengo, y que se encuentra en uno de los extremos de la LAMT proyectada.

En cuanto a la justificación del Proyecto.

SEGUNDO:

La línea que se pretende ejecutar se justifica en la "interconexión de las infraestructuras eléctricas, línea área a Polígono Ganadero Aliaga y línea aérea a Montoro de Mezquita, mejorando la operación y calidad del suministro en su zona de distribución".

Esta Asociación se fundó en enero del año 1996 con el objetivo de desbloquear las gestiones administrativas que tenían paralizado el proyecto de instalación del suministro eléctrico y que provocaba que, en pleno siglo XX, Montoro de Mezquita no tuviera luz eléctrica. El objetivo se consiguió en 1997, tras conseguir financiación pública y la colaboración económica de los vecinos. Por otra parte, desde hace años se viene ejecutando un programa de electrificación de masías en los pueblos de la zona donde, como ejemplo, para el año 2014 Endesa asume un 20% del coste, el IAF el 70% y los beneficiarios el 10%, teniendo actuaciones en el término municipal de Villarluengo, al que pertenece Montoro de Mezquita. Resulta por tanto paradójico que ahora, sin reclamaciones conocidas y quejas respecto al servicio eléctrico, Endesa Distribución decida ampliar por su cuenta la infraestructura con la motivación de mejorar el servicio.

Tal como se ha indicado, esta Asociación desconoce que haya reclamaciones respecto al servicio y mucho menos solicitudes para que el mismo se mejore en la población de Montoro de Mezquita. Además, el suministro al pueblo donde en la actualidad residen de forma habitual una decena de personas, no tiene grandes previsiones de crecimiento, por cuanto no hay proyectos de gran envergadura conocidos que pudieran justificar un incremento potencial del consumo. En el otro extremo de la línea, el polígono ganadero de Aliaga se encuentra infrautilizado, sin suministros relevantes conocidos y en una situación de semi-abandono. Por tanto, a priori, no llegamos a comprender la naturaleza real del Proyecto, ni que interés empresarial o demanda del servicio puede justificar la inversión económica y el impacto medioambiental.

En el Anexo I de este documento se adjunta una foto general de la zona, donde se pueden observar los extremos de la línea (Pol. Ganadero y Montoro), así como la planta industrial de Cinca Verde por donde pasaría el trazado. A simple vista, se puede observar que se trata de conectar dos puntos con una orografía totalmente desfavorable, lo que incrementa las reticencias respecto a la necesidad de que, precisamente, se tengan que unir ambos puntos.

Así, y de forma previa, entendemos que un Proyecto de estas características y ubicado en parajes de gran belleza, de gran importancia medioambiental con reconocimiento europeo y que hasta la fecha han sido preservados de este tipo de infraestructuras, debería justificar de forma fehaciente la motivación del mismo, así como la necesidad de su ejecución, fundamentando la necesidad de garantizar el servicio ante un aumento de la demanda o la necesidad de evacuar una producción de energía actualmente inexistente. En el caso que nos ocupa, se debería justificar la necesidad de mejora de las redes afectadas y también la necesidad de entroncar en los extremos propuestos, lo que restringe el número de alternativas al limitar otros posibles puntos de conexión dentro de la línea Pitarque – Montoro existente, u otras que pudieran existir.

En cuanto a los aspectos ambientales afectados.

TERCERO:

Respecto al proyecto presentado, las tres alternativas parten del polígono ganadero de Aliaga, para seguir paralelas a la línea particular de "Cinca Verde" y desde ahí, plantea tres opciones para llegar a Montoro de Mezquita. La alternativa 1 es la valorada más positivamente por el proyecto, por ser la que "implica una menor afección sobre los principales valores a preservar del entorno, como el paisaje, vegetación, avifauna y características geomorfológicas del entorno del rio". Por tanto, el Proyecto parece priorizar la preservación de los valores existentes respecto a la longitud de la línea, ya que esta opción es la de mayor trazado (algo más de 7 km). Sin embargo, a nuestro entender, ninguna de las tres opciones son aceptables medioambientalmente por tener unas afecciones en el paisaje inasumibles. Es evidente que las alternativas 2 y 3 son una barbaridad ambiental por afectar directamente al corazón de uno de los parajes mejor conservados de la provincia de Teruel: los estrechos de Boca Infierno y Valloré, dentro de las Hoces del Río Guadalope. Lo que sucede es que la alternativa 1 no es mucho mejor y, además, es mucho más larga, cortando en su parte final el fondo del valle de Montoro de Norte a Sur, con una afección visual y medioambiental difícilmente justificable. Los montajes incluidos en el Anexo II muestran por si mismos lo que aquí se describe.

La zona afectada está cargada de valores geológicos, paisajísticos, faunísticos, con hábitats primigenios. Destacan las formaciones rocosas de espectacular verticalidad y las importantes concentraciones de grandes rapaces planeadoras que utilizan las laderas y crestas constantemente para sus desplazamientos, nidificación y cortejo. El trazado de todas las alternativas o corta directamente por encima de las colonias, o se aproxima enormemente a ellas.

El impacto faunístico, en especial en grandes rapaces, no se queda en el período de construcción de la línea sino que será permanente como trampas de colisión y electrocución ante la maraña de apoyos y cables que cortan perpendicularmente los vuelos de remonte en ladera de las aves planeadoras. En la zona nidifica el Búho real (varias pp.) y el Halcón peregrino, así como Chovas piquirrojas que no son citadas de forma explícita en el Proyecto. Hay varias parejas de Alimoche y Águila real que utilizan esos cortados, más escasas que las importantes colonias de buitres asentadas. Por último, los trazados afectan de lleno al dormidero que seleccionó un ejemplar de Quebrantahuesos, indicador biológico de la alta calidad del hábitat. Por ello, la zona está incluida en su Plan de Recuperación, ubicándose en las cercanías dos señuelos y una plataforma de nidificación artificial como medidas de recuperación de la especie.

Finalmente, hay que hacer mención a que una línea eléctrica no sólo son los postes que por sí mismos generan un impacto paisajístico atroz, con accesos para apoyos que generarán cicatrices indelebles en laderas de fortísimas pendientes, sino que también hay que considerar los cables con vanos colgados imposibles de ocultar y la zona de servidumbre que debe encontrarse despoblada de vegetación. Esto supone que sobre un terreno árido como el que nos ocupa, donde el bosque y la vegetación luchan por su supervivencia, con un clima cada vez más desfavorable, añadimos la afección que supone la ejecución y existencia de una línea de estas características y su zona de servidumbre.

En cuanto a la repercusión económica.

CUARTO:

Tal como se ha descrito, se desconoce la repercusión del Proyecto para la zona y mucho menos su utilidad. Lo que es evidente es su afección al principal recurso económico de la zona: el paisaje y sus actividades asociadas. El proyecto en si es una nueva amenaza al potencial turístico de unos territorios que cuentan de forma casi exclusiva con su paisaje como elemento de desarrollo de la población local, motivo por el que, entre otras razones, se engloban dentro del Parque Cultural del Maestrazgo. Así, el patrimonio natural de las Hoces del Guadalope con los Órganos de Montoro o parajes como el Nacimiento del río Pitarque suponen un innegable atractivo y motor de un desarrollo sostenible que, evidentemente, se podrán ver afectados por los impactos que produce la línea proyectada.

CONCLUSIÓN

Si se aportara nueva documentación que justificará la necesidad imperiosa por el interés general del territorio de la realización de este Proyecto, entendemos que los condicionantes medioambientales podrían pasar por buscar nuevas alternativas que, por ejemplo, discurrieran junto a infraestructuras existentes (p.e. pistas, como la existente entre Montoro y Aliaga) y a la ejecución de un tendido subterráneo. Si de verdad consideramos la importancia del paisaje que nos ocupa y la necesidad de preservar y conservar zonas que, como la afectada por el Proyecto, pertenecen a la red NATURA 2000, consideramos que habría que empezar a realizar infraestructuras respetuosas y en consonancia con este objetivo. Si tan necesaria es esta infraestructura, no será problema ejecutarla sobre una pista existente y de forma soterrada. Si un gaseoducto se puede realizar de esta manera (p.e. el ramal del gasoducto Cuencas mineras para conectar con la planta de cogeneración de Aliaga), entendemos que también se puede realizar una línea eléctrica con los mismos mecanismos.

De no ser así, esta Asociación considera la alternativa nº 0 del Proyecto presentado como la única posible.

Finalmente, SOLICITAR que se nos considere como parte interesada en el expediente y se nos comuniquen aquellas actuaciones que se lleven a cabo relacionadas con el mismo.


En Montoro de Mezquita a 22 de Septiembre de 2014


INSTITUTO ARAGONÉS DE GESTION AMBIENTAL
ÁREA TÉCNICA II

Edificio DINAMIZA 2C 3ª planta (Recinto EXPO)
Av. Pablo Ruiz Picasso, 63
50018 ZARAGOZA

Consideraciones a la Piscifactoría de Aliaga (Marzo 2014)

D. José Manuel Salesa Ariste, mayor de edad, en su calidad de secretario y en representación de la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita (Teruel), y visto el anuncio publicado en el BOA de fecha 7/03/14 respecto a la tramitación del procedimiento administrativo de análisis caso a caso de evaluación de impacto ambiental del proyecto de piscifactoría anexa a la planta de cogeneración de Cinca Verde, término municipal de Aliaga (Teruel), promovido por Cinca Verde, S.L.U., desea hacer constar las siguientes consideraciones:

En cuanto a la representatividad de la Asociación para el Desarrollo de Montoro de Mezquita:

PRIMERO:

Que la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita cuenta en la actualidad con 200 socios, todos ellos relacionados con la población del mismo nombre ubicada en el término municipal de Villarluengo y que se encuentra 3 kilómetros aguas abajo de las instalaciones objeto del anuncio y, por lo tanto, afectada en primera instancia por las posibles repercusiones del mismo. De igual forma, esta Asociación se ha venido personando como parte interesada en los procedimientos administrativos que esta instalación viene generando desde 1996.

En cuanto a los antecedentes de la instalación.

SEGUNDO:

Si bien el punto 1 de la Memoria presentada hace una revisión en cuanto a los antecedentes de la instalación, a nuestro entender dicha revisión tiene algún error y obvia datos de la necesaria cronología de hechos que se pretende realizar.

Así, en el apartado 1.1 de la Memoria "EL PROYECTO DE PISCIFACTORÍA DE 2002 Y SU CONSTRUCCIÓN" se indica que fue en el año 1999 cuando Cinca Verde, S.L.U. promovió la construcción de una piscifactoría que tenía como objetivo la producción de dos especies: Salmo trutta y Perca fluvialitis. Sin embargo, ya en el año 1996 la empresa Truchas del Cinca, S.A. había iniciado la tramitación con la petición de una subvención al Ministerio de Industria y Energía para la instalación de una piscifactoría. En ese mismo año, la empresa Salmónidos y Derivados, S.L., sucesora de la anterior, obtuvo autorización para instalar una planta de cogeneración de 22 MW de potencia. El proyecto pretendía crear 44 puestos de trabajo con una central térmica, una planta de transformados de productos piscícolas y una piscifactoría de perca y trucha, que aprovecharía el agua caliente producida por la central.

Por tanto, en 1999 la empresa que, en esos momentos se denominaba Cinca Verde S.L, continuó con el proyecto iniciado en 1996 de construcción de una piscifactoría que requería el calentamiento del agua, por lo que incluía una central de cogeneración que producía electricidad quemando gas y obteniendo el calor necesario.

De igual forma, en el citado punto de la Memoria presentada se señala textualmente: "En Junio del año 2002 se inician las obras de construcción de la piscifactoría según se describen en apartados posteriores. Simultáneamente se ejecutan las obras de la Planta de cogeneración y posteriormente se autorizan y ejecutan las actuaciones en la planta de recuperación de CO2 actualmente operativas". Sin embargo, la construcción de la instalación (piscifactoría y planta eléctrica) ya se había iniciado en el año 2000, sin ningún permiso ni autorización, tal como hicieron constar diferentes denuncias de los Agentes de Protección de la Naturaleza, del SEPRONA de la Guardia Civil y de la Guardería Fluvial de la CHE que originaron en este Organismo los expedientes sancionadores de referencia 2000-D-367, 2001-D-58, 2001-D-739, 2001-D-809 y 2001-D-877. Es más, la autorización obtenida en 2001 por parte del Departamento de Medio Ambiente tampoco autorizaba como tal la construcción, ya que entre sus 30 condicionantes incluía la necesaria concesión de caudal por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) así como modificaciones sustanciales del proyecto.

Por tanto, la construcción se inició dos años antes de lo que indica la Memoria presentada y sin seguridad alguna de poder funcionar. De hecho, en 2003 la concesión de caudal fue denegada, por lo que la autorización de Medio Ambiente perdió validez y se debían demoler las infraestructuras realizadas en el cauce. En esta fecha, nos encontramos con una planta de cogeneración que ya vendía electricidad, con una piscifactoría construida y que incluso llegó a albergar peces, y con una derivación de aguas del río Guadalope mediante un azud y una arqueta de toma.

Respecto a la planta de recuperación del CO2, en 2007 (BOA Número 104 de 3 de Septiembre de 2007) se sometió a información pública el Proyecto de instalación de la planta de recuperación, licuación y almacenamiento de CO2 promovido por Carboneco Aliaga S.L. Por tanto, desde 2003 hasta 2007 la planta eléctrica considerada de cogeneración no podía ser considerada como tal, al no tener ninguna actividad asociada. Es más, sigue siendo discutible considerar que la recuperación de CO2 sea la actividad principal de la instalación.

Siguiendo con los antecedentes, en el apartado 1.2 de la Memoria "EL EXPEDIENTE DE CONCESIÓN ADMINISTRATIVA DEL APROVECHAMIENTO DE AGUAS SUPERFICIALES DEL RÍO GUADALOPE" se señala que en el año 2003, y tras la denegación del caudal pedido inicialmente de 930 l/s por parte de la CHE, la empresa realiza una nueva solicitud de agua de 300 l/s, pidiendo dedicarse a la cría de esturión y trabajar en circuito cerrado (BOP TE Número 51 de 15/03/04). Resulta por tanto sorprendente que lo que en 2003 requería una concesión de 300 l/s, ahora requiera menos de 20 l/s, tratándose de la misma especie (esturión) y de la misma forma de explotación (en circuito cerrado). Dicha concesión también fue denegada por la CHE.

Como parte fundamental para completar los antecedentes de esta instalación, hay que recordar que tras autorizaciones provisionales para que la planta eléctrica siguiera funcionando, el INAGA denegó en 2008 la Autorización Ambiental Integrada (AAI) por la incompatibilidad de la industria con su entorno. Tras esto, la situación paradójica de una instalación construida pero sin autorización alguna, junto con una fuerte presión social -que incluyó amenazas a quienes se oponían al proyecto- llevó a que en 2009 el Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón gestionara un consenso social entre las partes implicadas: empresa, Ayuntamiento de Aliaga y alegantes, y que supuso que el Consejo de Gobierno de Aragón estimara el Recurso de Alzada presentado por la empresa ante la denegación de la AAI y, por tanto, permitiera su puesta en marcha. Esta Asociación y como parte alegante, admitió la puesta en marcha de la instalación mediante escrito remitido al Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón de fecha 7 de Mayo de 2009 donde se podía leer:

"… Destacar que ha pasado un año desde la presentación del Recurso de Alzada y, señalar también, que la empresa se encuentra en funcionamiento en virtud de una suspensión de la Resolución del INAGA tomada en gran medida por las presiones sociales provocadas por el previsible cierre de la industria consecuencia de, entre otros motivos, la Resolución denegatoria. Fruto de esas mismas presiones, se obtuvo un consenso social respecto a la instalación, por cuanto los alegantes admitían el funcionamiento de la industria evitando la pérdida de empleo, en tanto en cuanto se buscaban soluciones que posibilitaran la legalización de la instalación. En este sentido, se adjunta en el ANEXO I el documento que esta Asociación emitió con fecha 27/11/08 y donde aparecen una serie de puntos que deberían cumplirse para que esta Asociación mantuviera el citado acuerdo social."

El Anexo al que hace referencia el párrafo anterior se transcribe a continuación:

"Dentro de las acciones que se están realizando para intentar buscar una solución a la situación de la planta eléctrica de Aliaga, se nos ha solicitado que manifestemos por escrito nuestro posicionamiento final y sugerencias al respecto.

Esta Asociación siempre ha manifestado su oposición al Proyecto por considerar su ubicación inadecuada. Por tanto, y una vez construida la industria, sólo su traslado sería una opción que pudiéramos apoyar plenamente. No obstante, si las diferentes Administraciones deciden su puesta en marcha en la actual ubicación, sugerimos que se debería asegurar el cumplimiento de los siguientes puntos:

  1. Conexión al ramal del gasoducto cuencas mineras, evitando el tránsito de camiones de gas. De igual forma, se deberían retirar los depósitos de dicho combustible de la instalación.
  2. Concesión de caudal no superior a 20 l/s, evitando el tránsito de camiones de agua. Siendo que la empresa ha manifestado que no requiere la realización de vertidos al río, no se concedería el permiso de vertidos que, por tanto, deberían ser retirados puntualmente por empresa autorizada.
  3. Puesta en servicio de la planta de recuperación de CO2, reduciendo las emisiones de este gas. La puesta en marcha conllevaría el aumento de los trabajadores, tal como ha manifestado la empresa reiteradamente. En todo caso, la recuperación del CO2 tendría por objeto mejorar la rentabilidad de la industria pero, en ningún caso, se podría considerar actividad principal de la misma.
  4. Demolición del azud y de la arqueta de toma, restituyendo el cauce del río a su estado primitivo (tal y como Resolvió el 23 de septiembre de 2003 la Confederación Hidrográfica del Ebro).
  5. Demolición de las balsas de decantación, el conducto de vertidos y las balsas de la piscifactoría, evitando contaminaciones al río consecuencia de arrastres y/o filtraciones. En la medida de lo posible y una vez delimitadas las necesidades de superficie de la industria, restitución de la masa vegetal en la zona ocupada por las balsas.
  6. Plantación de chopos y arboleda de ribera en todo el perímetro de la planta, formando una pantalla visual y acústica a medio plazo, y reduciendo, por tanto, dichos impactos.
  7. Control exhaustivo y duradero en el tiempo de la industria en cuanto al mantenimiento de los puestos de trabajo y, evidentemente, de cualquier subvención que pudiera recibir para la ejecución de las actuaciones señaladas o cualquier otra relativa a su actividad.
  8. Control del cumplimiento de todas las promesas realizadas en público por parte de la industria, como la creación de nuevos puestos de trabajo a través de una Fundación o el pago de la indemnización que el Ayuntamiento de Aliaga tiene pendiente.

De cumplirse los puntos expuestos y si no hay nuevas modificaciones de la instalación, esta Asociación no tendría nada que objetar a la puesta en marcha de la industria en su actual ubicación"

Cabe indicar que de las sugerencias reseñadas, existe constatación de la ejecución de la nº 1 (conexión del gasoducto) y parcialmente de la nº 3 (puesta en marcha de la recuperación de CO2 en algunos de los motores). Respecto a los puntos 4 y 5 sólo se actuó en el azud, sin actuación ni en la arqueta de toma (que en la actualidad sigue intacta, incumpliendo la Resolución de la CHE) ni en las balsas y piscinas de la instalación, que ahora se pretenden reutilizar. De los puntos 6, 7 y 8 no tenemos constancia de su cumplimiento. Finalmente, el punto nº 2 relativo a la concesión de caudal sigue, tal como se señala en el punto CUARTO de este documento, sin resolverse.

Señalar que en el documento citado y remitido al Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón de fecha 7 de Mayo de 2009, se indicaba en su último párrafo que esta Asociación no tendría nada que objetar a la puesta en marcha de la industria siempre que se cumplieran los puntos expuestos y que la instalación no tuviera nuevas modificaciones. Independientemente del cumplimiento de los puntos, es evidente que nos encontramos ante una modificación de la instalación, lo que conlleva un necesario estudio del proyecto y, en nuestra opinión, rompe el acuerdo tomado en su día.

Finalizando un necesario recorrido por los antecedentes de la instalación, recordar que el pasado año 2013 el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental resolvió no someter a procedimiento de evaluación de impacto ambiental el proyecto de invernadero para aprovechamiento de calor de una planta de cogeneración en Aliaga, presentado por Neoelectra Alovera, SLU y que se iba a instalar sobre las piscinas que ahora se pretenden utilizar para la piscifactoría. Es decir, se daba el visto bueno ambiental a una instalación que, finalmente y a la vista de la documentación ahora presentada, no se va a ejecutar. Este hecho junto con los antecedentes expuestos, no hace sino corroborar una sensación de falta de rigor y seriedad de este proyecto empresarial que, en general, ha actuado motivado por la consecución de las subvenciones públicas vigentes en cada momento.

También es necesario reseñar que la empresa promotora ha ido cambiando de nombre y titularidad con el transcurso del tiempo. Así, en la tramitación de los distintos expedientes de la industria nos hemos encontrado, al menos, con Truchas del Cinca, S.A., Salmónidos y Derivados, S.L., Cinca Verde, S.L., Cinca Verde, S.C.P.A., Global3, Courant Energies Aliaga, S.L.U, Cinca Verde, S.L.U, Carboneco Aliaga S.L.U., Neoelectra Aliaga, S.L.U. y Neoelectra Alovera S.L.U. Bien es cierto que el cambio en ocasiones es consecuencia de integraciones y absorciones, o de simples modificaciones de denominación. No obstante, este hecho no facilita la tramitación de los diversos expedientes sino que, en ocasiones, es evidente que los dificulta. Ahora bien, la situación en los últimos años y en estos momentos es que la instalación pertenece al grupo Neoelectra, siendo explotada por sus filiales. En este sentido, cabría preguntarse si la existencia de diversas empresas de un mismo grupo en una sola instalación que, como es el caso, está claramente delimitada tal como muestra la propia Memoria, no puede ser considerado como fraude de Ley cuando es utilizado para justificar Resoluciones como la del Recurso de Alzada interpuesto por esta Asociación ante el INAGA contra la Resolución de 25 de Abril por la que se adoptaba la decisión de no someter el procedimiento de evaluación ambiental al proyecto de invernadero antes referido, y donde se decía textualmente:

"La Resolución objeto del presente recurso decide no someter al procedimiento de evaluación ambiental la construcción y puesta en funcionamiento de un invernadero. El promotor de la actividad es Neoelectra Alovera, S.L.U. y el suministro de agua caliente y CO2 proviene de las mercantiles Cinca Verde, S.L.U. y Carboneco Aliaga, S.L.U, respectivamente, ubicadas en el mismo recinto.

En consecuencia, no procede analizar la modificación de la Autorización Ambiental Integrada puesto que el proyecto que ha sido objeto de análisis caso a caso de la evaluación de impacto ambiental no forma parte de la Autorización Ambiental Integrada ni de las instalaciones a las que va referida, tanto porque la actividad del invernadero está promovida por un titular distinto del titular de la Autorización Ambiental Integrada como por el objeto del proyecto que no es una actividad enumerada en el Anexo V de la Ley 7/2006, de 22 de junio, de Protección Ambiental de Aragón".

Por todo lo descrito en este punto, entendemos que esa Administración deberá tener en consideración estos antecedentes a la hora de valorar el procedimiento que nos ocupa.

En cuanto a la Autorización Ambiental Integrada de la instalación existente.

TERCERO:

Tal como se indica en el punto 3 de la Memoria "DATOS BÁSICOS DE LA ACTIVIDAD", el proyecto se localiza en las instalaciones de la central de cogeneración con motores a gas y turbina de extracción y condensación que CINCA VERDE, S.L.U. tiene en Aliaga. Por tanto, tal como indica la propia Memoria y el Anuncio del INAGA, el actual proyecto es promovido por el mismo titular de la instalación existente de generación eléctrica y al que afecta la Autorización Ambiental Integrada otorgada mediante Acuerdo de 26 de mayo de 2009 del Gobierno de Aragón para la instalación de generación de energía eléctrica en el término municipal de Aliaga (Teruel). Así, el promotor de la piscifactoría es la misma mercantil que la propietaria de la instalación eléctrica existente y que, junto con Carboneco Aliaga S.L.U. que explota la recuperación de CO2, pertenecen al grupo Neoelectra. En este sentido, se muestra la página Web oficial de Neoelectra donde relaciona sus filiales, incluyendo tanto a Cinca Verde como a Carboneco:

Pinchar en la foto para ampliar
Pinchar en la foto para ampliar

Por tanto, podemos concluir que la instalación en su conjunto pertenece a Neoelectra, siendo explotada por sus filiales. Esta circunstancia junto con el hecho de que la actividad de cría de esturión se pretende realizar en unas instalaciones existentes dentro de la instalación, utilizando recursos e infraestructuras de la misma (tal como se señala en el apartado 4.3 de la Memoria), se puede concluir que lo adecuado sería plantear la modificación de la Autorización Ambiental Integrada existente. En este sentido, la Ley 7/2006 de protección Ambiental de Aragón señala en su artículo 41 los aspectos requeridos para que la modificación de una instalación se considere sustancial y que, en el caso tratado, afectaría al menos a los siguientes aspectos del referido artículo:

a) El tamaño y producción de la instalación: por cuanto se modifica la producción, apareciendo un producto final totalmente nuevo.

d) El volumen, peso y tipología de los residuos generados: se generan nuevos tipos de residuos, algunos de ellos peligrosos.

e) La calidad y capacidad regenerativa de los recursos naturales de las áreas geográficas que puedan verse afectadas: no se puede obviar que el principal peligro de una piscifactoría son las posibles afecciones a la calidad del agua que, en el caso que nos ocupa, se incrementa con el riesgo de modificar su temperatura.

f) El grado de contaminación producido: los riesgos de vertido y contaminación aumentan considerablemente con la instalación de la piscifactoría planteada.

g) El riesgo de accidente: se incrementan las afecciones de los riesgos existentes, como inundación o contaminación por vertidos accidentales.

h) La incorporación o aumento en el uso de sustancias peligrosas: Por cuanto aparecen nuevas sustancias y procedimientos no previstos inicialmente asociados a la piscifactoría.

De igual forma, y coincidiendo con lo reflejado en la Resolución denegatoria de la AAI en 2008 por parte del INAGA, donde en su punto quinto se podía leer: "La central de cogeneración se justificaba en función del proceso productivo de la piscifactoría (necesidad de incremento de temperatura en el agua de las balsas en ciertos estadios del desarrollo biológico de las especies), que nunca llegó a entrar en funcionamiento. Sin la piscifactoría, la fábrica se limita a generar energía, no existiendo tal cogeneración", consideramos que la piscifactoría va a ser el proceso productivo que justifique la cogeneración de la planta eléctrica, al requerir calor para su funcionamiento. Por tanto, la piscifactoría (que recordemos era la actividad prevista inicialmente en 1996) no sólo supone una modificación sustancial de la instalación sino que es la justificación de la misma, pues requiere calor para su funcionamiento y lo obtiene a través de una central de cogeneración que, además, recupera uno de sus residuos principales: el CO2. Parece obvio concluir que el conjunto de la industria de Neoelectra formada por la planta eléctrica, la planta de recuperación de CO2 y la piscifactoría requieren de una Autorización Ambiental Integrada para toda la instalación en su conjunto, en cumplimiento de la Ley 7/2006 de protección Ambiental de Aragón, de la que podemos recordar el texto que indica el objeto de la misma: "Dado que la autorización ambiental integrada aspira a refundir en una sola todas las autorizaciones necesarias para la puesta en funcionamiento de las instalaciones industriales, con objeto de garantizar una visión global e integrada de todas las facetas de la contaminación procedente de las mismas,…" . De igual forma, también se puede citar el Real Decreto 509/2007 (reglamento IPPC), que es todavía más clarificador:

Artículo 3 Alcance de la autorización ambiental integrada.

1. La autorización ambiental integrada estará referida a todos los elementos y líneas de producción de la actividad que estén englobados en el concepto de «instalación» definido en el artículo 3.c) de la Ley 16/2002, de 1 de julio, incluidos los relativos a actividades industriales que, aun sin estar enumeradas en el anejo 1 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, se desarrollen en el lugar del emplazamiento de la instalación cuya actividad motivó su inclusión en el ámbito de aplicación de dicha ley, y guarden una relación de índole técnica con dicha actividad, siempre que puedan tener repercusiones sobre las emisiones y la contaminación que se vayan a ocasionar

Si de conformidad con lo establecido en el párrafo anterior, en la instalación se desarrollaran varias actividades industriales que sean de un mismo titular, en la autorización ambiental integrada se podrán establecer valores límite de emisión globales para cada uno de los contaminantes generados.

La definición de "instalación" según la Ley 16/2002 IPPC es: "cualquier unidad técnica fija en donde se desarrolle una o más de las actividades industriales enumeradas en el anejo 1 de la presente Ley, así como cualesquiera otras actividades directamente relacionadas con aquellas que guarden relación de índole técnica con las actividades".

Por todo lo descrito en este punto, entendemos que esa Administración deberá valorar la necesidad de modificar la Autorización Ambiental Integrada existente considerando la instalación en su conjunto.

En cuanto a la concesión de caudal y vertidos.

CUARTO:

Respecto a la concesión del caudal de 20 l/s competencia de la Confederación Hidrográfica del Ebro y condición necesaria para la puesta en marcha de la piscifactoría, el peticionario indica que cuenta con una concesión de 20 l/s en base a un informe emitido con fecha 28 de mayo de 2013 por el Área de Gestión del Dominio Público Hidráulico y en el que indicaba que la solicitud era compatible con el Plan de Cuenca del Ebro. Así, en el punto 4.4.3 "NECESIDADES DE AGUA" se indica textualmente: "Tal y como se ha señalado anteriormente, CINCA VERDE, S.L.U. cuenta con una concesión de agua de 20 l/s de caudal medio…". Pues bien, esta Asociación se encuentra personada en el expediente 2006-A-246 que la Confederación Hidrográfica del Ebro está tramitando y que corresponde a la concesión de caudal de 20 l/s solicitada por la empresa Cinca Verde, S.L. para esta instalación y, a fecha de este escrito, no se nos ha notificado ni hay constancia alguna de que dicho expediente haya sido Resuelto, por lo que se puede concluir que la concesión de caudal sigue pendiente, en contra de lo indicado en la memoria presentada.

En todo caso, la propia Memoria indica en su punto 1.2 que el informe al que se refiere del Área de Gestión del Dominio Público Hidráulico indica "que la solicitud es compatible con el Plan de Cuenca del Ebro respetando los condicionantes expuestos y ajustándose a las dotaciones, caudal y volumen anual allí recogidos", añadiendo la siguiente tabla:

Pues bien, aun aceptando lo indicado por el solicitante, el informe referido indica que los usos objeto de la concesión serían la planta de cogeneración-licuación de CO2 y el riego de tomate. Por tanto, la previsible concesión no sería válida por cuanto hay una clara variación en el uso de la misma, al utilizarse para la piscifactoría.

Respecto a la autorización de vertidos, recordar la Resolución de 26 de Agosto de 2013 del Instituto de Gestión Ambiental por la que se modifica puntualmente la AAI de la planta eléctrica. Dicha modificación afecta a, entre otros elementos, los vertidos autorizados a la industria. Pues bien, la puesta en marcha de la piscifactoría supondría un nuevo cambio de dicha Autorización, vinculada a la modificación de la autorización de vertidos de la Confederación Hidrográfica del Ebro y asociada a la concesión de caudal. Esto confirma lo expuesto en el punto TERCERO de este documento respecto a considerar la modificación de la Autorización Ambiental Integrada agrupando el conjunto de la instalación.

Por todo lo descrito en este punto, entendemos que esa Administración deberá valorar la necesidad de contar de forma previa a la Resolución con las autorizaciones de la Confederación Hidrográfica del Ebro, tanto de caudal como de vertido o cualquier otro dentro de su ámbito competencial.

En cuanto a los aspectos ambientales a considerar.

QUINTO:

El Anuncio del INAGA hace referencia a la presentación de las consideraciones oportunas sobre la necesidad de someter el proyecto al procedimiento de evaluación de impacto ambiental y, en este caso, los aspectos ambientales más significativos a considerar en el mismo. Pues bien, en este punto se relacionan los aspectos que esta Asociación considera significativos para que el proyecto se someta al procedimiento de impacto ambiental:

Calidad de las aguas del río Guadalope.

En cuanto al tramo de río Guadalope afectado, las aguas vienen clasificadas como salmonícolas con objetivo de calidad C1. Siendo destacable que en las Bases de Gestión de los planes de pesca de las cuencas del Alto Cinca, Alto Jalón y Alto Guadalope, dentro de “Resultados del Alto Guadalope”, (D.G.A. noviembre 2000) se incluye un punto de muestreo denominado G-GU-7 en el lugar donde se encuentra la industria y en el cual se obtuvieron las siguientes conclusiones:

  • La calidad del agua de acuerdo con el índice BMWP´ es la correspondiente a una clase I, que indica unas aguas muy limpias, con presencia de familias de invertebrados características de aguas no contaminadas como los Gammaridae.
  • Presencia en el río de la trucha autóctona de genotipo mediterráneo (Salmo trutta fario).
  • Presencia de madrilla (Chondrostoma toxostoma) que es un endemismo de la Península Ibérica, considerado de interés especial por la Legislación Comunitaria.
  • Presencia de cangrejo de río autóctono (Austropotamobius pallipes).

Con estos datos podemos conocer el estado del río antes de la instalación de la industria. Ahora, con la puesta en marcha de la piscifactoría nos encontramos con dos riesgos directos y añadidos a los de la industria existente, y que vienen reflejados en la Memoria en su punto 4.4.4 "GESTIÓN DE VERTIDOS: En el proceso de cultivo, más aún en el caso de circuitos semicerrados, supone modificaciones en la calidad de las aguas fundamentalmente por la carga contaminante generada por la alimentación y desarrollo de los peces, y, por el aumento de la temperatura que se realiza en el proceso para el óptimo crecimiento del cultivo". Independientemente de las propuestas de la empresa para evitar que ambos riesgos afecten al río y que aparecen de forma somera y con datos obtenidos por la propia empresa, parece claro que la Administración debería exigir una información mucho más detallada, con datos contrastados e independientes que corroboren el estado actual del río y las medidas necesarias para que el mismo no se vea afectado por la puesta en marcha de la piscifactoría.

En este sentido, y como ejemplo de la necesidad de un mayor detalle de la información aportada, se pretende reutilizar como parte del sistema de filtrado las basas de decantación que, no olvidemos, fueron construidas en el año 2001. Por tanto, parece obvio que no es suficiente con indicar que se van a utilizar dentro del sistema de depuración (punto 4.4.4.2 SISTEMAS DE DEPURACIÓN de la Memoria) sin hacer ni siquiera mención a una necesaria revisión de su estado.

También es especialmente preocupante la posibilidad real de vertidos de los diversos productos utilizados al acuífero o al río debido a filtraciones, operaciones de limpieza, derrames accidentales, etc. Por ello, el seguimiento a realizar durante la fase de explotación debería ir acorde con todos los vertidos posibles, pudiendo incluir el uso de bioindicadores o la realización de muestreos en varias épocas del año incluyendo el estiaje. De igual forma, habría que confirmar si la depuración ultravioleta con ozonización es suficiente para depurar las aguas contaminadas biológicamente, químicamente y farmacológicamente, como es el caso.

Temperatura de las aguas del río Guadalope.

Respecto al riesgo de elevación de temperatura del río, la Memoria indica que: "la temperatura del río no se incrementará más allá de 0,11ºC, muy por debajo del límite de 1,5ºC establecido para las aguas salmonícolas en su Anexo I por la Directiva 2006/44/CE". Este hecho se justifica por la mínima cantidad de agua que se va a verter al río, incluyendo como medida de seguridad la instalación de una válvula de mariposa controlada por ordenador en la salida de la piscifactoría al río, y que actuará si las dos sondas a instalar en el río detectaran una variación de temperatura fuera de los rangos permitidos. Esto provocaría el cierre del vertido y, por tanto, un posible desbordamiento de las balsas de decantación. Para evitar esto se colocará en la balsa una sonda de nivel que dará una alarma de nivel máximo. En ese momento, se debería proceder a reducir la entrada de agua a la piscifactoría de tal forma que se equilibren los caudales que entran y salen de la misma. Lo que no se indica es cómo funcionaría la industria y/o la piscifactoría a partir de ese momento, con el vertido y la entrada de agua cerrados. El riesgo de elevación de temperatura del agua del río requiere de un control continúo que tendrá que ser supervisado por la Administración competente, lo que deberá ser tenido en cuenta.

El cálculo indicado en el párrafo anterior respecto al máximo incremento de temperatura del río se realiza en la Memoria en base a la temperatura máxima que va a tener el agua en las piscinas y que se fija en 22ºC. No obstante, diversas fuentes donde se han descrito las capacidades zootécnicas del esturión en piscifactorías industriales, concluyen que esta especie es termófila y que necesita agua caliente (22 a 26ºC) para lograr unos buenos índices de crecimiento, compatibles con las exigencias de una producción comercial. De esto se desprende que la Memoria contempla la menor temperatura óptima (22ºC), pero es evidente que la productividad se encuentra condicionada por la temperatura del agua y que no sería impensable aumentar dicha temperatura con el objetivo de obtener el máximo beneficio económico. Esta posibilidad debe aumentar el rigor a la hora de analizar este aspecto por parte de la Administración.

Riesgo de inundación.

Otro punto importante sobre el que la Memoria no incide es el riesgo de inundación de la instalación por encontrarse en el cono de deyección de un barranco y en zona inundable por avenidas del río Guadalope en periodo de retorno de 25 años (5 años para las balsas de la piscifactoría, que se encuentra a una cota inferior). La Memoria hace referencia a que las instalaciones se encuentran a una cota de 927,13m, y que el cauce varía entre una cota de 925m aguas arriba de las instalaciones y 923,5m aguas abajo. En el apartado de 6.2.4 "HIDROLOGÍA" hace referencia a los aforos obtenidos por la propia empresa en la campaña 2002-2003. Con estos datos, descarta el riesgo de inundación y, por tanto, no se considera ni el riesgo ni medidas correctoras para el mismo, obviando un estudio mucho más detallado y con datos de caudal de un periodo mayor a una campaña.

Tampoco se tiene en consideración el riesgo de riada del barranco lateral que viene del sur, que forma de hecho un cono de deyección hacia la instalación. En nuestra opinión, ambas posibilidades son un riesgo real que conllevaría el arrastre de materiales y aguas que podrían estar contaminadas o con temperaturas elevadas, y que requiere de un plan específico.

En este sentido, el condicionado general de la AAI otorgada a la industria eléctrica en Acuerdo del Gobierno de Aragón del día 26 de mayo de 2009 recogía textualmente en su punto nº 4 "CINCA VERDE deberá realizar un plan completo de previsión de avenidas, que se someterá al Organismo de cuenca". Resulta obvio que si para la planta eléctrica se consideró necesario un plan de avenidas, éste debería aparecer en la documentación aportada incluyendo la piscifactoría que nos ocupa.

Especie a criar.

No se puede obviar que la especie a explotar en la piscifactoría es el esturión siberiano (Acipenser baerii), especia alóctona y cuya cría incluye un riesgo debido a su potencial invasor, pudiendo convertirse en una amenaza grave por competir con las especies silvestres autóctonas, alterar su pureza genética o los equilibrios ecológicos existentes en el río Guadalope. En todo caso, y como toda excepción, la cría aislada del medio natural habría de interpretarse restrictivamente y de acuerdo a la normativa vigente, especialmente el Reglamento CE 708/2007 y UE 304/2011 sobre el uso de las especies exóticas y las especies localmente ausentes en la acuicultura.

La Memoria presentada señala que "Desde el punto de vista microbiano, el esturión, presenta escasísimos problemas patológicos". No obstante, este hecho tendrá que ser convenientemente justificado, requiriendo en todo caso medidas específicas que evitaran la posible propagación de enfermedades, así como los procedimientos de desinfección y tratamiento de las mismas.

Por último, indicar que dicha especie no aparece en la Resolución de 8 de febrero de 2013, de la Secretaría General de Pesca, por la que se establece y se publica el listado de denominaciones comerciales de especies pesqueras y de acuicultura admitidas en España.

Ubicación de la instalación.

El proyecto presentado que nos ocupa arrastra un problema intrínseco a la instalación. Todos los riesgos de una ubicación del todo inadecuada vuelven a estar presentes para la modificación planteada, incrementándose con los nuevos factores de riesgo que conlleva una piscifactoría. Así, la instalación se encuentra en una zona con un entorno muy forestal, con relieve dificultoso, un único acceso y elevado riesgo de incendio forestal. En este sentido, destacar que la zona ya fue objeto de un gran incendio forestal en 2009. Esto afecta a planteamientos como el descrito en el punto 4.3.1.7 "MECANISMOS DE CONTROL Y EMERGENCIA", donde se indica que en la instalación habrá al menos siempre una persona, y que todo el personal sabrá como poner en marcha todos los mecanismos de emergencia previstos. Esto indica que la industria y, en especial, la piscifactoría que se quiere poner en funcionamiento requieren de una supervisión continua por el gran número de controles implementados ante los riesgos existentes. Este hecho no lo facilita una ubicación con un único acceso en un entorno forestal y agreste, sino que puede llegar a impedir ese objetivo, lo que tendrá que ser suficientemente valorado y estudiado.

Además de lo anterior, recordemos que la instalación afecta a un área Lugar de Interés Comunitario ES 2420124 “Muelas y estrechos del río Guadalope” y Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) ES0000306 “Río Guadalope-Maestrazgo”, por tanto y en cumplimiento de la Directiva Habitats, la actividad que se pretende desarrollar ha de ser compatible con los “objetivos de conservación”, lo que deberá ser convenientemente valorado.

En cuanto a la viabilidad y repercusión económica.

SEXTO:

La Memoria presentada hace un repaso muy somero al entorno socio-económico sin detallar la posible repercusión económica de la piscifactoría. No hay estudio económico que la justifique, desconociendo datos fundamentales como la repercusión en puestos de trabajo directos e indirectos. Es más, se pretende la cría de esturión para la obtención de caviar pero se desconoce dónde se realizará el tratamiento de las huevas, su elaboración, envasado, etc.

A fecha de este escrito, y según noticias publicadas en prensa y confirmadas por la propia empresa, la planta de cogeneración vinculada a la piscifactoría objeto de este documento se encuentra parada. El motivo es la nueva legislación en materia de renovables, que pone en entredicho la rentabilidad de la instalación. Es evidente que si la piscifactoría requiere de la planta eléctrica para calentar el agua, se hace necesario un análisis económico que justifique la viabilidad del conjunto de la instalación, ya que la piscifactoría no podría funcionar de forma independiente.

Por todo ello, creemos que para que la Administración pueda valorar en su justa medida este Proyecto, es imprescindible conocer tanto su viabilidad como su repercusión económica en su entorno, tanto en inversión prevista a realizar como en creación de puestos de trabajo.

CONCLUSIÓN

Por tanto, y a la vista de lo expuesto, por parte de esta Asociación no cabe sino SOLICITAR la realización de la correspondiente EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL, que tendrá que constatar todas las autorizaciones pertinentes, como la concesión de caudal y vertidos, así como los informes favorables de otros Organismos implicados, como la Confederación Hidrográfica del Ebro, junto con el análisis de los riesgos que implica el Proyecto presentado en una zona especialmente vulnerable, incluida en la Red Natura 2000 y que afecta a un tramo del río Guadalope cuyas aguas vienen clasificadas como salmonícolas con objetivo de calidad C1 y con varias especies de fauna objeto del LIC asociadas al agua (cangrejo, madrilla y nutria).

Finalmente, SOLICITAR que se nos considere como parte interesada en el expediente y se nos comuniquen aquellas actuaciones que se lleven a cabo relacionadas con el mismo

En Montoro de Mezquita a 28 de Marzo de 2014

INSTITUTO ARAGONÉS DE GESTION AMBIENTAL
Edificio DINAMIZA 2C 3ª planta (Recinto EXPO)
Av. Pablo Ruiz Picasso, 63
50018 ZARAGOZA

Invernadero Aliaga (Marzo 2013)

Recurso de Alzada

D. José Manuel Salesa Ariste, mayor de edad, en representación de la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita (Teruel), y vista la Resolución de 25 de Abril por la que se adopta la decisión de no someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental el proyecto de invernadero para aprovechamiento del calor de una planta de cogeneración en Aliaga (Teruel), promovido por Neoelectra Alovera, S.L.U, presenta RECURSO DE ALZADA justificado de la siguiente forma:

Tal como se indicó en las Alegaciones presentadas al Anuncio inicial, a la instalación donde se va a ubicar el invernadero objeto de este Recurso le fue denegada en el año 2008 la Autorización Ambiental Integrada (AAI). Tras esto, la situación paradójica de una instalación construida pero sin autorización alguna, junto con una fuerte presión social que incluyó amenazas a quienes se oponían al proyecto, llevó a que en 2009 el Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón gestionara un consenso social entre las partes implicadas: empresa, Ayuntamiento de Aliaga y alegantes, y que supuso que el Consejo de Gobierno de Aragón en Acuerdo de fecha 26 de mayo de 2009 estimara el Recurso de Alzada presentado por la empresa ante la denegación de la AAI y, por tanto, permitiera su puesta en marcha. Es evidente y obvio que dicha estimación no tuvo en cuenta los motivos medioambientales que llevó al Instituto de Gestión Ambiental a denegar la AAI, constatando el éxito de una política de hechos consumados. Si bien es cierto que dicha Resolución fue asumida por las partes implicadas, también lo es que se consideró como un hecho excepcional y, en absoluto, un cheque en blanco para la instalación. Así, en estos momentos nos encontramos con que el mismo Organismo que en 2008 denegó la AAI por razones medioambientales, decide no someter al procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental una sustancial modificación del mismo: la instalación de un macro invernadero que, entre otras cosas, conlleva el almacenamiento de agua caliente con una capacidad entorno a los 6.000 m3, el acopio y uso de productos químicos así con la creación de una cubierta plástica sobre una superficie de 1,2 ha.

A la vista de la Resolución, parece que el Organismo de Gestión Ambiental da por bueno el acuerdo político que otorgó la Autorización Ambiental Integrada, obviando las afecciones que el proyecto podría tener y que relacionábamos en las Alegaciones presentadas al Anuncio inicial. No obstante, reiteramos lo indicado anteriormente respecto a que la AAI fue otorgada de forma excepcional en base a un acuerdo social, que no supone un visto bueno para cualquier actuación en la instalación. La excepcionalidad queda demostrada por el hecho de que la validez de la misma sea de cinco años, en lugar de los ocho habituales. Así, el acuerdo adoptado por el Gobierno de Aragón en su reunión celebrada el 26 de mayo de 2009, donde estimó el recurso de alzada contra la resolución que denegaba la Autorización Ambiental Integrada, señalaba en su punto 8: “ La presente Autorización Ambiental Integrada se otorga con una validez de cinco años contados a partir de la fecha del presente acuerdo, siempre y cuando no se produzcan antes modificaciones sustanciales en la instalación que obliguen a la tramitación de una nueva Autorización….”. A la vista de los términos del condicionado ambiental aprobado, y a la vista de la modificación propuesta que, no olvidemos, supone una actividad totalmente nueva y no prevista para la instalación, se hace necesario el solicitar la modificación de la Autorización Ambiental Integrada existente. En este sentido, la Ley 7/2006 de protección Ambiental de Aragón señala en su artículo 41 los aspectos requeridos para que la modificación de una instalación se considere sustancial y que, en el caso tratado afectaría al menos a los siguientes aspectos del referido artículo:

  1. El tamaño y producción de la instalación: por cuanto se amplia la instalación, aunque sea en el interior del perímetro, y se modifica la producción, por cuanto aparece un producto final totalmente nuevo.
  2. Su consumo de agua y energía: el consumo global de energía aumenta ya que la enfriadora y otros elementos consumirán energía eléctrica. El rendimiento global mejora tal y como dice el proyecto, pero también el consumo de energía.
  3. El volumen, peso y tipología de los residuos generados: se generan nuevos tipos de residuos, algunos de ellos en gran cantidad (como los procedentes de la renovación de cubiertas y textiles), y algunos peligrosos (apartado 2.3.15.9 del documento ambiental presentado).
  4. La calidad y capacidad regenerativa de los recursos naturales de las áreas geográficas que puedan verse afectadas: no se puede obviar la importancia de la zona a nivel de biodiversidad (al margen de que no se trate de una zona crítica, se encuentra dentro del ámbito de protección de tres especies amenazadas: Hiaraaetus fasciatus, Gypaetus barbatus y Austropotamobius pallipes, lo cual es razón suficiente para considerar este aspecto, además de en el interior de un LIC y una ZEPA), a nivel de paisaje (calificado como alto o muy alto y uno del los principales recursos para dinamizar la economía local) y el nivel de la calidad del agua.
  5. El riesgo de accidente: se incrementan las afecciones de los riesgos existentes, como inundación, incendio o contaminación por vertidos accidentales de fertilizantes o pesticidas.
  6. La incorporación o aumento en el uso de sustancias peligrosas: Por cuanto aparecen nuevas sustancias y procedimientos no previstos.

Si además de lo anterior, tenemos en cuenta que la AAI concedida caduca con fecha 26 de mayo de 2014, es decir, dentro de menos de un año, y que el mismo punto 8 del citado acuerdo indica que la renovación deberá solicitarse con una antelación de 10 meses, nos encontramos con que en el mes de julio del presente año la instalación deberá solicitar la renovación de la AAI. Parece obvio que se debería hacer coincidir la citada renovación con la modificación de la misma, incluyendo el total de la instalación.

La justificación de la Resolución del INAGA viene argumentada en parte porque el invernadero se construiría dentro del perímetro de la planta y utilizaría los recursos propios de la misma. En este sentido, nosotros vamos más allá al considerar que el invernadero va a ser el proceso productivo que justifique la cogeneración de la planta eléctrica, al requerir calor para su funcionamiento. Este hecho se reflejaba en la Resolución denegatoria de la AAI en 2008 donde en su punto quinto se podía leer: “La central de cogeneración se justificaba en función del proceso productivo de la piscifactoría (necesidad de incremento de temperatura en el agua de las balsas en ciertos estadios del desarrollo biológico de las especies), que nunca llegó a entrar en funcionamiento. Sin la piscifactoría, la fábrica se limita a generar energía, no existiendo tal "cogeneración". Por tanto, el invernadero no sólo supone una modificación sustancial de la instalación sino que es la justificación de la misma, pues requiere calor para su funcionamiento y lo obtiene a través de una central de cogeneración que, además, recupera uno de sus residuos principales: el CO2. Parece obvio concluir que el conjunto de la industria formada por la planta eléctrica, la planta de recuperación de CO2 y el proyectado invernadero requieren de una Autorización Ambiental Integrada para toda la instalación en su conjunto, en cumplimiento de la Ley 7/2006 de protección Ambiental de Aragón, de la que podemos recordar el texto que indica el objeto de la misma: “Dado que la autorización ambiental integrada aspira a refundir en una sola todas las autorizaciones necesarias para la puesta en funcionamiento de las instalaciones industriales, con objeto de garantizar una visión global e integrada de todas las facetas de la contaminación procedente de las mismas,…” . De igual forma, también se puede citar el Real Decreto 509/2007 (reglamento IPPC), que es todavía más clarificador:

Artículo 3 Alcance de la autorización ambiental integrada.
1. La autorización ambiental integrada estará referida a todos los elementos y líneas de producción de la actividad que estén englobados en el concepto de «instalación» definido en el artículo 3.c) de la Ley 16/2002, de 1 de julio, incluidos los relativos a actividades industriales que, aun sin estar enumeradas en el anejo 1 de la Ley 16/2002, de 1 de julio, se desarrollen en el lugar del emplazamiento de la instalación cuya actividad motivó su inclusión en el ámbito de aplicación de dicha ley, y guarden una relación de índole técnica con dicha actividad, siempre que puedan tener repercusiones sobre las emisiones y la contaminación que se vayan a ocasionar
Si de conformidad con lo establecido en el párrafo anterior, en la instalación se desarrollaran varias actividades industriales que sean de un mismo titular, en la autorización ambiental integrada se podrán establecer valores límite de emisión globales para cada uno de los contaminantes generados.

La definición de “instalación” según la Ley 16/2002 IPPC es: “cualquier unidad técnica fija en donde se desarrolle una o más de las actividades industriales enumeradas en el anejo 1 de la presente Ley, así como cualesquiera otras actividades directamente relacionadas con aquellas que guarden relación de índole técnica con las actividades”.

CONCLUSIÓN

En general, el documento ambiental presentado describe la nueva actividad apoyándose en la mejora de la eficiencia energética con respecto a la situación actual y considerando que el impacto ambiental es asumible con respecto al que ya producen las instalaciones existentes. En la línea de este mismo argumento y teniendo en consideración que el próximo mes de Julio la empresa deberá solicitar la renovación de la actual AAI, que caduca el próximo 26 de Mayo de 2014, se concluye que las autorizaciones ambientales que afectan a la actual instalación y al invernadero proyectado deberían tratarse de forma conjunta, por lo que no cabe sino SOLICITAR que se considere la modificación de la Autorización Ambiental Integrada existente para que abarque el conjunto de la instalación, quedando sin efecto la Resolución que nos ocupa respecto a no someter al procedimiento de evaluación de impacto ambiental el proyecto de invernadero por integrarse en la nueva Autorización Ambiental Integrada.

En Montoro de Mezquita a 11 de Junio de 2013


SR. PRESIDENTE INSTITUTO ARAGONÉS DE GESTION AMBIENTAL
Edificio DINAMIZA 2C 3ª planta (Recinto EXPO)
Av. Pablo Ruiz Picasso, 63
50018 ZARAGOZA

Alegaciones

D. José Manuel Salesa Ariste, en su calidad de secretario y en representación de la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita (Teruel), y visto el anuncio publicado en el BOA de fecha 27/02/13 respecto a la tramitación del procedimiento administrativo de análisis caso a caso de evaluación de impacto ambiental del proyecto básico de un invernadero para aprovechamiento del calor de la planta de cogeneración de Cinca Verde, término municipal de Aliaga (Teruel), promovido por Neoelectra Alovera, S.L.U., desea alegar lo siguiente:

En cuanto a la representatividad de la Asociación para el Desarrollo de Montoro de Mezquita:

PRIMERO:

Que la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita cuenta en la actualidad con 200 socios, todos ellos relacionados con la población del mismo nombre ubicada en el término municipal de Villarluengo y que se encuentra 3 kilómetros aguas abajo de las instalaciones objeto del anuncio y, por lo tanto, afectada en primera instancia por las posibles repercusiones del mismo.

En cuanto a los antecedentes de la instalación.

SEGUNDO:

Que la instalación donde se pretende ubicar el invernadero inició su andadura en el año 1996, cuando se presentó un proyecto de lo que iba a ser una piscifactoría que requería el calentamiento del agua, por lo que se incluía una central de cogeneración que producía electricidad quemando gas y obteniendo el calor necesario. Tanto la empresa promotora como el proyecto fueron cambiando, de nombre y titularidad la primera, y de objetivo el segundo. Finalmente, y tras un recorrido lleno de polémica, denuncias, sanciones y una política de hechos consumados por parte de la empresa, en 2001 obtuvo una autorización del Departamento de Medio Ambiente con 30 condicionantes, entre los que se incluía la necesaria concesión de caudal por parte de la Confederación Hidrográfica del Ebro. En 2003 dicha concesión de caudal era denegada, por lo que la autorización de Medio Ambiente perdía validez y se debían demoler las infraestructuras realizadas en el cauce. En este punto, nos encontramos con una planta de cogeneración que ya vendía electricidad, con una piscifactoría construida y que incluso llegó a albergar peces, y con una derivación de aguas del río Guadalope mediante un azud y una arqueta de toma. Tras autorizaciones provisionales para que la planta eléctrica siguiera funcionando, el INAGA denegó en 2008 la Autorización Ambiental Integrada por la incompatibilidad de la industria con su entorno. Tras esto, la situación paradójica de una instalación construida pero sin autorización alguna, junto con una fuerte presión social, que incluyó amenazas a quienes se oponían al proyecto, llevó a que en 2009 el Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón gestionara un consenso social entre las partes implicadas: empresa, Ayuntamiento de Aliaga y alegantes, y que supuso que el Consejo de Gobierno de Aragón estimara el Recurso de Alzada presentado por la empresa ante la denegación de la AAI y, por tanto, permitiera su puesta en marcha. Esta Asociación y como parte alegante, admitió la puesta en marcha de la instalación mediante escrito remitido al Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón de fecha 7 de Mayo de 2009 donde se podía leer:

“… Destacar que ha pasado un año desde la presentación del Recurso de Alzada y, señalar también, que la empresa se encuentra en funcionamiento en virtud de una suspensión de la Resolución del INAGA tomada en gran medida por las presiones sociales provocadas por el previsible cierre de la industria consecuencia de, entre otros motivos, la Resolución denegatoria. Fruto de esas mismas presiones, se obtuvo un consenso social respecto a la instalación, por cuanto los alegantes admitían el funcionamiento de la industria evitando la pérdida de empleo, en tanto en cuanto se buscaban soluciones que posibilitaran la legalización de la instalación. En este sentido, se adjunta en el ANEXO I el documento que esta Asociación emitió con fecha 27/11/08 y donde aparecen una serie de puntos que deberían cumplirse para que esta Asociación mantuviera el citado acuerdo social.”

El Anexo al que hace referencia el párrafo anterior se transcribe a continuación:

“Dentro de las acciones que se están realizando para intentar buscar una solución a la situación de la planta eléctrica de Aliaga, se nos ha solicitado que manifestemos por escrito nuestro posicionamiento final y sugerencias al respecto.

Esta Asociación siempre ha manifestado su oposición al Proyecto por considerar su ubicación inadecuada. Por tanto, y una vez construida la industria, sólo su traslado sería una opción que pudiéramos apoyar plenamente. No obstante, si las diferentes Administraciones deciden su puesta en marcha en la actual ubicación, sugerimos que se debería asegurar el cumplimiento de los siguientes puntos:

  1. Conexión al ramal del gasoducto cuencas mineras, evitando el tránsito de camiones de gas. De igual forma, se deberían retirar los depósitos de dicho combustible de la instalación.
  2. Concesión de caudal no superior a 20 l/s, evitando el tránsito de camiones de agua. Siendo que la empresa ha manifestado que no requiere la realización de vertidos al río, no se concedería el permiso de vertidos que, por tanto, deberían ser retirados puntualmente por empresa autorizada.
  3. Puesta en servicio de la planta de recuperación de CO2, reduciendo las emisiones de este gas. La puesta en marcha conllevaría el aumento de los trabajadores, tal como ha manifestado la empresa reiteradamente. En todo caso, la recuperación del CO2 tendría por objeto mejorar la rentabilidad de la industria pero, en ningún caso, se podría considerar actividad principal de la misma.
  4. Demolición del azud y de la arqueta de toma, restituyendo el cauce del río a su estado primitivo (tal y como Resolvió el 23 de septiembre de 2003 la Confederación Hidrográfica del Ebro).
  5. Demolición de las balsas de decantación, el conducto de vertidos y las balsas de la piscifactoría, evitando contaminaciones al río consecuencia de arrastres y/o filtraciones. En la medida de lo posible y una vez delimitadas las necesidades de superficie de la industria, restitución de la masa vegetal en la zona ocupada por las balsas.
  6. Plantación de chopos y arboleda de ribera en todo el perímetro de la planta, formando una pantalla visual y acústica a medio plazo, y reduciendo, por tanto, dichos impactos.
  7. Control exhaustivo y duradero en el tiempo de la industria en cuanto al mantenimiento de los puestos de trabajo y, evidentemente, de cualquier subvención que pudiera recibir para la ejecución de las actuaciones señaladas o cualquier otra relativa a su actividad.
  8. Control del cumplimiento de todas las promesas realizadas en público por parte de la industria, como la creación de nuevos puestos de trabajo a través de una Fundación o el pago de la indemnización que el Ayuntamiento de Aliaga tiene pendiente.

De cumplirse los puntos expuestos y si no hay nuevas modificaciones de la instalación, esta Asociación no tendría nada que objetar a la puesta en marcha de la industria en su actual ubicación”

Cabe indicar que de las sugerencias reseñadas, existe constatación de la ejecución de la nº 1 (conexión del gasoducto) y parcialmente de la nº 3 (puesta en marcha de la recuperación de CO2 en algunos de los motores). Respecto a los puntos 4 y 5 sólo se actuó en el azud, sin actuación ni en la arqueta de toma (que en la actualidad sigue intacta, incumpliendo la Resolución de la CHE) ni en las balsas y piscinas de la instalación, que ahora se pretenden reutilizar para el invernadero. De los puntos 6, 7 y 8 no tenemos constancia de su cumplimiento. Finalmente, el punto nº 2 relativo a la concesión de caudal sigue, de forma sorprendente, en tramitación después de más de cuatro años desde su solicitud.

Señalar que en el documento citado y remitido al Departamento de Presidencia del Gobierno de Aragón de fecha 7 de Mayo de 2009, se indicaba en su último párrafo que esta Asociación no tendría nada que objetar a la puesta en marcha de la industria siempre que se cumplieran los puntos expuestos y que la instalación no tuviera nuevas modificaciones. Independientemente del cumplimiento de los puntos, es evidente que nos encontramos ante una modificación de la instalación, lo que conlleva un necesario estudio del proyecto y, en nuestra opinión, rompe el acuerdo tomado en su día.

Por todo lo anterior, el mero hecho de tener en cuenta los antecedentes de esta instalación y los hechos acaecidos, junto con sus resultados, debería ser motivo suficiente para que, en base a un básico principio de precaución, este proyecto se sometiera a una necesaria Evaluación de Impacto Ambiental.

En cuanto al Proyecto presentado.

TERCERO:

El proyecto presentado para la instalación que nos ocupa arrastra un problema intrínseco a la instalación. Todos los riesgos de una ubicación del todo inadecuada vuelven a estar presentes para la modificación planteada. Tal como sucedió con el proyecto de recuperación del CO2, y aunque a priori la nueva instalación pueda suponer incluso una mejora medioambiental por la reutilización de CO2 excedentario e incluso la reducción del consumo de agua, no es menos cierto que de nuevo nos encontramos con una visión parcial de aquello que resulta más favorable, en contra de la tendencia actual en materia de medio ambiente que requiere de una visión de conjunto de las instalaciones a estudiar. Evidentemente, es positivo reducir la emisión de gases efecto invernadero como norma general, como también lo es rentabilizar una instalación y crear nuevos puestos de trabajo. Sin embargo, resulta curioso que de nuevo el argumento medioambiental se utilice para justificar nuevas instalaciones en una industria que es ejemplo de todo lo contrario: se elije una ubicación por ser adecuada para una piscifactoría que no puede funcionar, y nos encontramos con una industria eléctrica que requiere la construcción de un gasoducto y de una línea eléctrica de evacuación y el suministro de agua con camiones y pozos hasta la obtención de un caudal que, a fecha de hoy, aún sigue pendiente. Ahora, además, se quiere instalar un invernadero que requiere de nuevos productos químicos y de más tránsito de camiones y que, sin duda, incrementa los riesgos de la instalación, tal como indicamos a continuación.

La instalación se encuentra en una zona con un entorno muy forestal, con relieve dificultoso, un único acceso y elevado riesgo de incendio forestal. En este sentido, destacar que la zona ya fue objeto de un gran incendio forestal en 2009. Las nuevas instalaciones y, en concreto, la estructura del invernadero e instalaciones auxiliares no hacen sino aumentar este riesgo y sus posibles consecuencias.

El invernadero que se pretende instalar conlleva nuevos productos químicos (abonos, fertilizantes, pesticidas, fitosanitarios…) y residuos a depositar en una industria que, tal como se indicó en su momento, tiene riesgo de inundación por encontrarse en el cono de deyección de un barranco y en zona inundable por avenidas del río Guadalope en periodo de retorno de 25 años (5 años para las balsas de la piscifactoría). Este hecho tiene gran importancia por cuanto el invernadero se va a construir sobre dichas balsas. Se cita que una de las piscinas, en concreto la de alevines, se usará como reserva de agua de riego. Otras, las denominadas balsas de acumulación ubicadas bajo el invernadero, se usarán para el almacenamiento de agua caliente con una capacidad entorno a los 6.000 m3. Es evidente que el riesgo de inundación en este caso también conlleva el arrastre de materiales y aguas que, como es el caso, podrían estar contaminadas o con temperaturas elevadas.

También es especialmente preocupante la posibilidad real de vertidos de los diversos productos utilizados al acuífero o al río debido a filtraciones, operaciones de limpieza, renovación de disoluciones, derrames accidentales, etc. No se ha observado referencia alguna a ningún sistema de depuración, por considerar que el sistema funcionará en circuito cerrado, ni mención a un protocolo en caso de derrame accidental. En el proyecto se indica que las balsas que se utilizarán para acumular el agua de riego o como reservorios térmicos serán convenientemente recubiertas y selladas, no obstante parece obvio que tendrán que requerir de algún tipo de mantenimiento y supervisión a lo largo del tiempo. De igual forma, en algún momento se tendrán que realizar limpiezas. De hecho, los invernaderos necesitan ser lavados para retirar la suciedad acumulada durante la temporada con el fin de permitir el máximo paso de luz para el nuevo cultivo. Estas limpiezas, en las que se utilizan detergentes y desinfectantes, conllevan un claro riesgo de vertidos. Por ello, el seguimiento a realizar durante la fase de explotación debería ir acorde con todos los vertidos posibles, pudiendo incluir el uso de bioindicadores junto con los indicadores físico-químicos que plantea el proyecto o la realización de muestreos en varias épocas del año incluyendo el estiaje.

Aparte de posibles vertidos, la planta utilizará las piscinas de engorde como reservorios térmicos, existiendo transferencia de calor entre dichas piscinas y el río. Esto supone un riesgo que, si bien el proyecto lo justifica indicando que la temperatura del agua del río no podrá elevarse más de 1,5º centígrados de su temperatura natural, no es menos cierto que requerirá de un control que tendrá que ser supervisado por la Administración competente, lo que deberá ser tenido en cuenta.

En este sentido, se hecha en falta en el Proyecto la necesaria mención a la Confederación Hidrográfica del Ebro dentro de su ámbito competencial y por estar afectada la zona de policía de cauces. Por su parte, sigue pendiente la necesaria concesión de caudal y se desconoce la situación respecto a la autorización de vertidos.

Por último, el proyecto hace hincapié en el elevado valor paisajístico de la zona. Es evidente que la construcción de un invernadero de 1,2 ha produce un impacto que, aún estando dentro de la actual instalación, debe ser considerado y que requiere de medidas que lo minimicen. De nuevo nos encontramos con que el problema reside en que la industria existente se construyó en un lugar inadecuado. Habría que considerar la posibilidad de reducir las dimensiones del invernadero, especialmente en su zona Este, evitando la tala de árboles que, al menos en ese punto, comienzan a ejercer su función de pantalla tanto acústica como visual.

CONCLUSIÓN

Por tanto, y a la vista de lo expuesto, por parte de esta Asociación no cabe sino SOLICITAR la realización de la correspondiente EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL, que tendrá que constatar todas las autorizaciones pertinentes, como la concesión de caudal y vertidos, así como los informes favorables de otros Organismos implicados, como la Confederación Hidrográfica del Ebro, junto con el análisis de los riesgos que implica el Proyecto presentado en una zona que, recordemos, afecta a un área Lugar de Interés Comunitario ES 2420124 “Muelas y estrechos del río Guadalope” y Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) ES0000306 “Río Guadalope-Maestrazgo” y a un tramo de río Guadalope cuyas aguas vienen clasificadas como salmonícolas con objetivo de calidad C1 y con varias especies de fauna objeto del LIC asociadas al agua (cangrejo, madrilla y nutria).

Finalmente, SOLICITAR que se nos considere como parte interesada en el expediente y se nos comuniquen aquellas actuaciones que se lleven a cabo relacionadas con el mismo

En Montoro de Mezquita a 20 de Marzo de 2013



INSTITUTO ARAGONÉS DE GESTON AMBIENTAL
Edificio DINAMIZA 2C 3ª planta (Recinto EXPO)
Av. Pablo Ruiz Picasso, 63
50018 ZARAGOZA

Fracking

Las incógnitas del proyecto de exploración de gas mediante fracking en el Maestrazgo

Las incógnitas del proyecto de exploración de gas mediante fracking en el Maestrazgo

La empresa Montero Energy ha solicitado el permiso de investigación de hidrocarburos ‘Platón’, que afecta a varios municipios del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre. Su propósito sería explotar el llamado gas de pizarra mediante la técnica de fracturación hidráulica o fracking. En la información que ha llegado a la prensa hay una gran ambigüedad sobre los objetivos reales de este proyecto de exploración, lo cual abre múltiples interrogantes y alimenta la desconfianza.

Lo que sí es seguro, de entrada, es el enorme coste ambiental que tendría para el Maestrazgo la eventual explotación de ese gas. Probablemente se perforarían cientos de pozos, cada uno sobre una plataforma explanada de 1 a 2 hectáreas, unidas todas ellas por una densa red de caminos de acceso por los que transitarían caravanas de camiones-cisterna y maquinaria pesada. La industria requeriría asimismo ingentes cantidades de agua que habría que detraer de otros usos. Las afecciones al territorio, al paisaje, a las actividades económicas tradicionales y al turismo son difíciles de calcular.

Un impacto muy relevante es también la posible contaminación los acuíferos, debido a la presencia de productos químicos nocivos en el agua que se inyecta a gran presión para producir el fracking, o también a sustancias naturales (arsénico, metales pesados…) que puede haber en el subsuelo y que serían movilizadas por esa inyección. En los gráficos con los que se divulga la técnica del fracking se representa siempre un acuífero muy superficial que se halla a distancias de más de 1000 m de las formaciones geológicas en que se explota el gas. La industria insiste de forma sistemática en que blindar e impermeabilizar adecuadamente el tramo superior del pozo vertical garantiza la protección del acuífero. Hay serias dudas de que esto pueda cumplirse en el Maestrazgo. El acuífero regional ocupa un enorme volumen, que se extiende por una parte importante de las provincias de Teruel y Castellón y se halla, todo él, conectado hidráulicamente hasta el mar Mediterráneo. El acuífero tiene su almacén principal en formaciones calcáreas profundas del Jurásico. Si las formaciones en las que está interesada la compañía Montero Energy se situasen también en el Jurásico, como se anunció inicialmente, éstas se intercalarían estrechamente con las que componen el acuífero y la contaminación sería inevitable. Sí se explorase más abajo, en el Triásico o el Paleozoico, sí podría existir una barrera impermeable que protegería parcialmente el acuífero jurásico. Discernir estas cuestiones es extraordinariamente importante, puesto que de ellas dependerá la probabilidad real de que el acuífero sea vulnerable a la contaminación producida por la inyección de fluidos durante las operaciones de fracking.

La exploración y explotación de gas no convencional requiere un conocimiento preciso de la geología de la zona. No sólo una valoración realista de los recursos disponibles; no sólo una tecnología para extraerlos de forma eficaz. También una idea clara de la configuración de las rocas y el agua en el subsuelo, una previsión rigurosa de los cambios que el fracking puede inducir, a fin de contrarrestar los riesgos que su aplicación conlleva. Sólo estudios muy detalladas de las propiedades físicas de las rocas, de su fracturación y de las tensiones que soportan en condiciones naturales permitirían comprender el comportamiento del terreno profundo y afrontar esa prevención. Es un problema esencialmente geológico, que requiere estudios rigurosos y criterios científicos y técnicos, y no meras especulaciones o formalismos administrativos.

La documentación presentada por Montero Energy ante los gobiernos autonómicos a los que ha solicitado permisos de investigación (Aragón, Comunidad Valenciana, Cataluña) no garantiza en absoluto que esos estudios vayan a hacerse, y sí arroja muchas dudas sobre la solvencia técnica de la compañía. Montero Energy ha planteado un ambicioso programa de investigaciones sobre gas de pizarra en todo el NE de España, alrededor de una docena (de los que tres están en Aragón), con un presupuesto de unos 30 millones de euros por cada permiso solicitado. Sin embargo, no tiene ni el equipo propio ni la capacidad de liderar un equipo externo para hacer dichas investigaciones. La documentación presentada para tres permisos en el Maestrazgo castellonense (probablemente muy similar a la del permiso ‘Platón’ en Teruel) muestra un casi nulo conocimiento de la geología e hidrogeología de la zona, una ambigüedad total sobre sus objetivos, y una completa carencia de análisis serios sobre los posibles impactos medioambientales. Y todo ello, a pesar de admitir que durante los años 3º a 6º del programa la actividad va a consistir en perforar pozos para hacer pruebas de producción, aplicando ya en ellos la fracturación hidráulica.

Cada vez más analistas económicos ven en los proyectos de explorar gas de pizarra en todo el mundo un movimiento especulativo a gran escala: una auténtica burbuja del gas. La solicitud presentada en el Maestrazgo tiene todos los tintes de formar parte del mismo. Cabe preguntarse si nuestro territorio y sus administradores pueden admitir un proyecto que para el futuro sería una gravosa hipoteca (caso de hacerse realidad), aunque, por el momento, parezca sólo una burla.


José Luis Simón Gómez
Catedrático de Geología de la Universidad de Zaragoza. Miembro del Colectivo Sollavientos

La Asociación presenta Alegaciones a la técnica del fracking (Enero 2013).

La Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita (Teruel), con nº de inscripción 1º-T-0073/96 y sede social en C/ Horno, 2 de Montoro de Mezquita, EXPONE

  • Que el Boletín Oficial de Aragón del día 30 de octubre de 2012 publicó el anuncio de la solicitud de permiso de investigación de hidrocarburos denominado "Platón" por parte de la empresa Montero Energy Corporation, S.L. El área geográfica a que se refiere dicha solicitud comprende parte de diez municipios de las comarcas del Maestrazgo y Gúdar-Javalambre, en la provincia de Teruel.
  • Que la citada solicitud abarcaría un terreno total de 55.411,5 hectáreas y dentro de los términos municipales de Cantavieja, Cañada de Benatanduz, Fortanete, La Cuba, La Iglesuela del Cid, Mirambel, Mosqueruela, Puertomingalvo, Tronchón y Villarluengo. En este sentido, Montoro de Mezquita pertenece a Villarluengo, por lo que se considera parte afectada tanto a nivel local como comarcal y, por tanto, interesada en el procedimiento de concesión del citado permiso de investigación.
  • Que atendiendo a los Estatutos de la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita y a la decisión de la Junta Directiva respecto a la necesidad de presentar alegaciones al citado anuncio, se acordó que fuera el Secretario quien, dentro de sus atribuciones, procediera a su presentación en representación de la citada Asociación.

A la vista de lo cual, presenta las siguientes ALEGACIONES:

PRIMERO: Dado que la empresa Montero Energy Corporation, tal y como ha manifestado a los medios de comunicación, utilizará la técnica del fracking o fractura hidráulica para la búsqueda de hidrocarburos y gas, consideramos que dicha técnica no es segura, tal y como se nos ha mostrado a través de las distintas actividades informativas, y de Plataformas de otras comunidades autónomas desde el anuncio de las solicitudes de investigación. A su vez, el propio Parlamento Europeo ha hecho informes contrarios a esta técnica y que en EEUU (país con más de 40 años de experiencia en fracking) existe numerosa documentación sobre problemáticas ambientales, sociales y sanitarias.

En este sentido, consideramos que la baja densidad demográfica de Teruel en general y del Maestrazgo en particular, está siendo aprovechada para una excesiva permisividad por parte de la Administración respecto a proyectos con un grave impacto ambiental. Así, a las canteras, minas, parques eólicos, tendidos eléctricos, etc. se suma ahora el fracking, una técnica que resulta del todo inaceptable para un territorio con un elevado valor paisajístico como el que nos ocupa. La fracturación hidráulica o fracking es una técnica muy agresiva de explotación de hidrocarburos no convencionales, con un elevado impacto medioambiental por, entre otras razones:

  • Un elevado consumo de agua (en torno a 15.000 m3 por cada operación de fracking en cada pozo), a la par que un alto riesgo de contaminación de los acuíferos, lo que supone una doble afección respecto a un recurso escaso.
  • Un elevado peligro de contaminación, tanto por el uso de sustancias químicas como por la elevada cantidad de residuos que genera, con previsibles consecuencias ambientales, económicas e incluso sanitarias. Así, aditivos químicos utilizados en el agua de inyección; metales pesados, sustancias tóxicas, materiales radiactivos o aguas de salinidad extrema que existen en las capas profundas, y que el fluido inyectado a altísima presión podría movilizar hacia acuíferos; o la contaminación por el propio gas que se va a explotar, suponen un claro y evidente riesgo de contaminación.
  • Unas graves afecciones al paisaje con una elevada ocupación del suelo. Además de la apertura de pistas, deforestaciones, instalaciones logísticas, balsas de residuos, etc, destacan los emplazamientos de las plataformas de explotación, con entre 1 y 2 ha por cada plataforma para una batería común de 6 pozos. Esto supone un cambio drástico de usos del territorio, y la imposibilidad de compatibilizarlos con el desarrollo de la ganadería y agricultura tradicionales, iniciativas de cultivos ecológicos, turismo rural, y otros usos mucho más respetuosos con el entorno.
  • Una contrastada relación entre fractura hidráulica y ciertos seísmos, tal y como ocurrió en el año 2011 en Arkansas (USA) con más de 800 seísmos provocados por esta técnica; en Gran Bretaña, en julio 2011, tras detectarse dos seísmos de 1.5 y 2.3 Richter a 500 m del lugar de extracción, o en Ohio (USA), en diciembre 2011, al detectarse una decena de seísmos (hasta 4º Richter) que provocaron una moratoria parcial en enero 2012.

SEGUNDO: Según la información existente, Montero Energy Corporation S.L. es una compañía de muy reciente constitución, filial de la multinacional canadiense R2 Energy. De nuevo, nos encontramos con una multinacional que fija su vista en Teruel para aprovechar unos recursos cuya explotación, en este caso, ya fue descartada en los años 70 y 80 del siglo XX por su baja rentabilidad. Ahora, con el método del fracking y la coyuntura económica existente, surge esta iniciativa que supone una explotación agresiva de un recurso, con graves repercusiones y con un periodo limitado de actuación. Este proceder se está demostrando ineficaz como modelo de desarrollo a largo plazo y, de hecho, gran parte de la actual despoblación de nuestro territorio es consecuencia de su aplicación a largo del tiempo. Minas, centrales eléctricas, canteras… en gran número actualmente abandonadas, supusieron en su momento un crecimiento puntual pero con un recorrido muy limitado en el tiempo.

El claro rechazo social, con inequívocos posicionamientos de la población respecto a esta técnica extractiva y lo que conlleva, debería hacer reflexionar a la Administración respecto al modelo de desarrollo y, en concreto, al modelo de desarrollo rural que se desea a largo plazo y que, en nuestra opinión, choca frontalmente con este tipo de actuaciones.

Por todo ello SOLICITA,

  • Que no se otorgue el permiso de investigación para la búsqueda de hidrocarburos en nuestras comarcas por medio de la técnica de fracking o fractura hidráulica a la empresa Montero Energy Corporation.
  • Que se nos considere como parte interesada en el proyecto y se nos comuniquen aquellas actuaciones que relacionadas con el mismo se lleven a cabo.

En Zaragoza, 25 de Enero de 2013

DIRECCIÓN GENERAL DE ENERGÍA Y MINAS

DEPARTAMENTO DE INDUSTRIA E INNOVACIÓN

10 Años Asociación

El 9 de diciembre de 1995, una docena de personas se reunieron en Montoro con la intención de buscar una solución a los graves problemas de infraestructuras que tenía el pueblo: sin luz eléctrica salvo la generada por un pequeño salto de agua; un solo teléfono público sin posibilidad de instalaciones individuales; calles sin asfaltar y sin inversiones continuadas por parte del Ayuntamiento de Villarluengo, etc. El resultado de esa reunión fue la firma del Acta Fundacional de la Asociación para el Desarrollo de Montoro de Mezquita, que con fecha 7 de febrero de 1996 quedó inscrita en el Registro General de Asociaciones de la D.G.A. Así, este año 2006 se cumplen 10 años de Asociación, con más de 200 personas inscritas y con un pueblo que ha cambiado totalmente.

Evidentemente no todos los cambios son logros de la Asociación, pero es obvio que, estando ahí, de una u otra forma se ha influido. Todos coincidimos en que el balance de estos años es positivo, tanto por las gestiones realizadas como por los frutos de las mismas. Un paseo por el pueblo es suficiente para comprobar la diferencia. Para algunos se ha perdido parte del encanto, pero para la mayoría y, en especial, para los que viven habitualmente, la mejora de servicios e infraestructuras justifican ciertos cambios. La pérdida de una forma de vida era inevitable por cuanto es fruto de un tiempo pasado y que, como siempre ocurre, se recordará por las historias de los mayores, los libros y las fotografías.

Por su parte, la mejora de infraestructuras ha acarreado que los particulares se hayan animado a la reparación de sus casas, evitando la pérdida de edificios que, junto al maravilloso entorno, hacen de Montoro un pueblo atractivo. No obstante, la recuperación de habitantes más allá de jubilados que vuelven a su origen o personas que disfrutan de sus vacaciones sería el objetivo y la prioridad a corto plazo. Las condiciones son cada vez mejores, con mayores ayudas por parte de las Administraciones, pero el cambio aún es duro y establecerse en un pueblo no es fácil. Hay que seguir luchando para que las condiciones mejoren y la vida en el pueblo compense lo suficiente.

Pero no todo han sido obras y reivindicaciones. Una fiesta bianual, la creación de un fondo fotográfico y una biblioteca, la defensa medioambiental, la creación de un área recreativa, etc. también han sido proyectos promovidos por la Asociación. Si bien el aspecto cultural no ha sido el prioritario, sería el camino a recorrer en el futuro junto con la citada recuperación de población.

Por último, y coincidiendo con estos 10 años, se cumple uno de los principales proyectos de la Asociación desde sus inicios: la recuperación del antiguo horno de pan como local social, y cuya inauguración prevista para el próximo 15 de abril marca el inicio de nuestra particular fiesta de cumpleaños.



Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita - Web diseñada por Laudom


Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI    Valid XHTML 1.0 Transitional    ¡CSS Válido!