Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita

Recorridos y Senderos

La belleza y sosiego del paisaje favorece la realización de paseos por los antiguos senderos o incluso a lo largo de su tranquila carretera. Así, podremos elegir entre caminar por la ribera del Guadalope, ascender hasta la Ermita de S. Pedro o realizar algún recorrido de mayor duración.

Cabe destacar la existencia de un panel informativo a la entrada de Montoro, el cual cuenta con un mapa topográfico y la relación de los senderos señalizados.

Paseos y recorridos de corta duración

Montoro - Ermita S. Pedro (35 m. Aprox.)

En la entrada a Montoro coger el camino a la izquierda que desciende junto al lavadero hacia el barrio bajo. Seguir por la pista hasta llegar a una chopera próxima al río dónde se tomará un camino hacia la derecha que asciende sin pérdida hacia la Ermita. Bella vista del pueblo y la ribera del Guadalope. Es posible continuar desde la Ermita hasta Pitarque (enlazando con el PR-6) y Villarluengo por caminos no señalizados.



Montoro - Mirador de Valloré (25 minutos, ida)

Partiendo desde las Eras de Montoro e indicado por una señal, este paseo es corto pero intenso. Requiere de un buen estado físico ya que es un ascenso continuo y con algún paso expuesto. En el año 2015 se instalaron pasamanos y sujeciones que facilitan el acceso. El camino asciende entre campos y monte, hasta llegar a la base rocosa de la montaña situada tras Montoro. En este punto el sendero discurre por la roca, ascendiendo hasta alcanzar el portillo que supone el paso al valle de Valloré. La vista sobre los valles es espectacular, pudiendo observar el paso de los buitres a escasos metros y, en muchos casos, por debajo del paseante. La vuelta se puede realizar por el mismo camino o bien, para los más aventureros, se puede bajar hacia el valle de Valloré hasta llegar al río. Para ello, habrá que seguir una pequeña senda perdida en algunos tramos que inicialmente nos conduce horizontalmente hace la izquierda (inicio del valle), para luego descender hacia el final del valle, donde podremos alcanzar el río. Esta opción requiere de bañador y calzado adecuado, ya que habrá que mojarse en algunos pasos.

Mirador Mas del Arco (15 minutos)

Este sendero comienza en el mirador existente en la carretera de acceso a Montoro, poco antes de llegar al túnel. Desde el mismo se observa el río Guadalope y concretamente, el estrecho del Mas del Arco. Este estrecho debe su nombre a una antigua masía cercana y sobre el mismo discurría el antiguo acceso a Montoro de Mezquita. Con la construcción de la carretera dicho paso quedó obstruido por los desprendimientos y escombros de la obra. Sin embargo, entre los años 2009 y 2011 la Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita promovió diversas actuaciones encaminadas a la recuperación de una parte del camino. Así, si se desciende desde el citado mirador por el sendero marcado, se llega hasta una acequia cercana al río que deberá remontarse hasta el estrecho. En ese punto, y tras cruzar la acequia, se ascenderá por unas escaleras que nos llevan hasta una estructura metálica que sustituye al antiguo camino y que permite vislumbrar lo que fue el principal acceso al pueblo en un lugar de gran belleza.

Paseos por el Guadalope

Prácticamente desde cualquier punto de Montoro parte un camino hacia el río.

Paseo Fluvial

A la entrada del pueblo y junto al lavadero, sale la calle del barrio Bajo, que continúa hacia la vega del río. Dejando a un lado el camino que nos lleva a la Ermita de San Pedro, carteles explicativos sobre la trucha y la nutria se mezclan con los chopos y las sargueras. El camino bordea el río y discurre por su margen derecha, junto a campos que se han ido abandonando y rincones mágicos. Se llega a una zona de fuentes, cuyos manantiales invaden en algunos puntos el paso. Finalmente se alcanza de nuevo el río y por un paso habilitado con una sirga, si el río no baja muy crecido, se podrá cruzar y ascender hasta la carretera, por donde se puede regresar al pueblo.

Los Chorros

Desde las Eras también parten varios caminos al río. Si bien desde el mirador se inicia un sendero que nos baja directamente al Guadalope, se describe en este apartado el recorrido que conduce al azud de Los Chorros. Ascendiendo por las Eras, al poco de tomar el camino que lleva hacia el Mirador de Valloré aparece un desvío a la derecha que baja hacia el río. Se pasa un pequeño puente sobre un barranco y un tramo habilitado con escalones, seguido por una pronunciada bajada que nos conduce hasta la vega del río. En este punto, podremos cruzar por el puente de La Palanca para volver hacia Montoro por la margen izquierda del río, atravesando las huertas. Si se continúa sin cruzar el puente, ascendiendo por la margen derecha del río, se llegará hasta el pozo de Los Candileros y el azud de Los Chorros. Desde este punto, los más intrépidos podrán iniciar una inolvidable aventura por los estrechos del Guadalope.

Recorridos de larga duración

P.R. 6PR-9 TE(antiguo PR-6) Montoro-Pitarque (2 h. 30 m. Aprox.)

Montoro de Mezquita está unido a Pitarque por un antiguo camino que, como todos los existentes, eran él único medio de comunicación entre los pueblos y las abundantes masías que existían diseminadas por toda la zona del Maestrazgo. Aunque hoy pueda extrañar, a principios de siglo y previamente a la construcción de las carreteras (que se abrieron paso por estas sierras a fuerza de explosivos) este camino era importante y muy transitado. Ahora ha sido señalizado como Sendero P.R.-9.

El P.R.-9 comienza en la última curva de la carretera antes de su entrada a la Plaza de Montoro. Se encuentra señalizado mediante una flecha indicadora. Ascender por la calle, siempre hacia arriba. Sobre el pueblo existe una bifurcación con una piedra redondeada característica. Tomar a la izquierda. El camino asciende por la margen derecha del barranco, con precaución de no abandonarlo en alguno de los puntos en los que se cruza con una pista realizada para instalar postes de luz. El camino girará a la izquierda para cruzar el barranco, y seguirá en su ascensión entre campos limitados por paredes de piedras. Pasando por una fuente se llegará al collado situado al S. del vértice Peñarroya, donde se encuentra un corral. Por camino dirigirse al S., pasar por la derecha de otra masía corral y descender entre paredes de piedra, cruzar el barranco de San Pedro y pasar a unos 20 m a la derecha (O.) de la masía de La Hoya Serval.

Llanear para, siempre hacia el S., encontrar la cañada y luego un camino algo borroso, pero claro si no se abandona, que lleva por una loma entre un barranco a la derecha (O.) y una vaguada o circo a la izquierda (E.), a los llanos elevados que conforma la divisoria. El collado está señalizado por un gran montón de pequeñas piedras. Ha de cruzarse una pista antes de llegar a él.

Desde el collado, descender al sur para tomar enseguida una diagonal a la derecha (S.O.) tras atravesar un pequeño barranco. Descender sobre él hasta Pitarque.

Aliaga-Montoro (4 h. Aprox.)

Esta excursión no esta señalizada, requiriendo cierto espíritu aventurero. Tener en cuenta que hacia el final de la misma existe un paso en el que es necesario echarse al agua por lo que la dificultad dependerá del caudal del río. Este recorrido desciende en su mayor parte junto al río Guadalope, entre ambas poblaciones.

Saliendo de Aliaga, se ha de abandonar la carretera un poco más adelante de Aldehuela, pasado el punto kilométrico 3. A la derecha hay una gran escombrera de una antigua mina de carbón. Justo antes de una curva a la izquierda de la carretera abandonarla, hacia la derecha, y descender por una borrosa senda por debajo de dicha escombrera. Mas allá de esta, la senda, en un descenso evidente, alcanza una pista forestal (hay un peirón un poco antes). Aquí existe un cruce. La pista que desciende hacia la derecha siguiendo el río Campos (que no se toma) lleva a la masía de la Tosca, con su famosa fuente de agua mineral. Hay que continuar la pista que sigue recto (E.) que cruza el río Campos y lleva a un pequeño collado. Se desciende para alcanzar de nuevo el cauce del Guadalope que la pista atraviesa. Impresionante mole de Gabardal, paraíso de las rapaces. Se pasa bajo él y se alcanza un nuevo cruce de pistas. Tomar la de la izquierda, que cruza otra vez el río, y enseguida el barranco de las Calzadas. Continuar por la pista que discurre junto al río, sin tomar la que asciende hacia la izquierda para remontar el barranco de las Calzadas.

Aguas debajo del barranco de las Calzadas la pista atraviesa un estrecho. En la pared junto a la pista se observa como discurre el agua entre las rocas.

El valle se abre bajo la masía de Puente, y ya por senda ha de buscarse el mismo cauce del río para llegar al estrecho de Valloré. Con crecidas y en invierno es necesario atravesarlo a nado. Una vez atravesada la foz continuar por el cauce del río unos 700 metros, para encontrar un azud donde se recoge agua para la acequia que riega las huertas de Montoro. A su derecha se tomará una senda que discurre junto al río, cruzando a pocos metros por un viejo puente de tablas y ya por el lado izquierdo seguiremos hasta las huertas de Montoro. Podemos continuar hasta la carretera o bien cruzar el río y subir por un camino que asciende hasta las eras de Montoro de Mezquita.

Montoro-Aliaga (5 h. 30 m. Aprox.)

Podemos realizar la vuelta por una nueva ruta que consistiría en tomar el P.R.-6 en dirección a Pitarque y seguir, antes del collado, la pista que pasando bajo el vértice San Cristóbal, y luego en las proximidades de la masía de la Serna llega a coincidir en los Masegares con el P.R.-7. Este sendero conduce a Aliaga.

GR-8 Sendero del Maestrazgo (De Puertos de Beceite a Villel)

El sendero recorre el S.O. de la provincia de Teruel a través de una gran variedad de paisajes: abruptas serranías (Gúdar, Javalambre), frondosos pinares, profundos barrancos, escarpes rocosos, nacimientos de ríos, cascadas... Comienza el GR-8 enlazando con el GR 7 catalán en los Puertos de Beceite, espectacular paraje de gran belleza, y recorre a continuación, entre ocres y olivos, varias poblaciones del Bajo Aragón turolense: Beceite, Fuentespalda, Peñarroya de Tastavíns (con un cuidado conjunto urbano), Monroyo (lugar donde enlaza la red de Pequeños Recorridos del Mezquín), Aguaviva, Las Parras de Castellote y Las Planas). Por la Sierra de la Garrucha se llega hasta Villarluengo y luego a Pitarque. Es aquí cuando enlaza con el PR-TE 9, que conduce hasta Montoro de Mezquita o bien hasta el Nacimiento del río Pitarque.

Desde este punto continúa camino a Cañada de Benatanduz, pudiendo enlazar con el PR-TE 10 que se dirige a Aliaga. Desde Fortanete se alcanzan, en pleno corazón del Maestrazgo, Mirambel, Cantavieja y la Iglesuela del Cid, tres núcleos urbanos de trazado medieval con numerosos edificios y monumentos de interés, declarados Conjuntos Histórico-Artísticos.

GR-8.1 Variante (De Bordón a Villarluengo)

De Bordón parte el GR 8.1 que, por La Algecira, Ladruñán y Cuevas de Cañart, llega a las famosas Grutas de Cristal de Molinos, para seguir hacia Ejulve y ya en las proximidades de Villarluengo, enlazar con el GR 8 junto al famoso puente medieval de El Vao (Ver paseo Puente El Vao).

Otras excursiones

Puente del Vao (45 m. Aprox. A pie)

Seguir por la carretera hacía Villarluengo. Una vez pasados los Órganos de Montoro, y ya de bajada existe una pista a la izquierda con un cartel que señaliza el Puente. Dependiendo de la época del año podemos encontrarnos la pista cerrada, no obstante merece la pena aparcar el coche y continuar a pie. Nada más comenzar nuestro paseo toparemos con los restos de lo que fue la primera fábrica de papel de España, construida en 1789 (Ver Historia - Las fábricas de Villarluengo) para poco a poco irnos introduciendo en el valle, rodeados de un bello paisaje de rocas y ribera y donde será muy probable ver cabras montesas, muy abundantes en estos parajes. A continuación encontraremos la unión de los dos ríos por excelencia de la zona: el Pitarque y el Guadalope. Tras ésto la pista asciende a la vez que se abre el valle. En esta zona y tal como demuestran los restos existentes había gran número de masías donde habitaban familias enteras que explotaban los limitados recursos de la zona. Tras una curva junto a una masía aparecerá el Puente del Vao, testigo de lo que en su día fue una importante vía de comunicación.

Nacimiento Río Pitarque (1 h. 30 m. Aprox.)

El inicio esta indicado en Pitarque, descendiendo por el pueblo hasta su parte posterior donde tomaremos el camino señalizado que sale hacia la derecha. Recorreremos el camino por la margen izquierda del río Pitarque, pasando junto a la ermita de la Virgen de la Peña. Posteriormente y tras un cruce con la GR-8 donde se seguirá recto, pasaremos junto a una pequeña central eléctrica para llegar al final de nuestro paseo. Se llama nacimiento a unas surgencias de agua que en su mayor esplendor hace del paraje de una belleza singular. Lugar muy frecuentado y por lo tanto, con abundantes rastros de nuestra falta de respeto a la naturaleza.

Bibliografía: Por los caminos del Maestrazgo (Alberto París Roche) - Ed. Prames (Incluye planos de la zona)



Asociación para el desarrollo de Montoro de Mezquita - Web diseñada por Laudom


Icono de conformidad con el Nivel A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI    Valid XHTML 1.0 Transitional    ¡CSS Válido!